Mexicanos en desacuerdo con el presupuesto a Partidos


Para las elecciones de 2018, los partidos políticos en México recibirán un presupuesto de más de 6 mil 700 millones de pesos. Este monto fue aprobado por el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), con base en el cálculo realizado tomando en consideración las leyes electorales aplicables. 

Además, las instituciones políticas recibirán prerrogativas por entidad federativa[1]. Esta cifra representa una histórica asignación de recursos públicos y ha incentivado una vez más el debate sobre el dinero público que es destinado para el financiamiento de partidos.




Al respecto, se les preguntó en su más reciente encuesta realizada en vivienda a nivel nacional, cuál era la opinión y conocimiento de los mexicanos en el tema, encontrando que seis de cada diez entrevistados (56%) dijeron estar enterados que para las elecciones de 2018,  los partidos políticos tendrán el mayor presupuesto que se les haya asignado.
 En tanto, 44% de los entrevistados desconoce este dato. Tomando en consideración la cobertura que ha habido del tema así como las diferentes opiniones que los articulistas han vertido en los medios de comunicación, se puede considerar un porcentaje de atención baja por parte de la ciudadanía en este tema.




Un dato que llama la atención es que más mexicanos (40%) consideran de manera errónea que quien define el presupuesto de los partidos políticos es el Instituto Nacional Electoral y no el Congreso de la Unión a través de las leyes. El 28% de la ciudadanía sabe que el Congreso es el encargado de definir el presupuesto de los partidos y un 30% aceptó no saber cómo se hace el cálculo de los recursos económicos que se les asigna a los partidos para sus actividades.

Para calcular cuánto dinero le toca a cada partido político se utiliza una fórmula que está establecida en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y, particularmente, en la Ley General de Partidos Políticos, por lo que el INE únicamente es quién hace las designaciones correspondientes con base en dicha fórmula.

Que más mexicanos tengan información incorrecta sobre cómo se definen la cantidad de recursos pone mayor presión al INE ya que se cree que dicha institución hace la designación de manera directa, por tanto, valdría la pena tener una campaña informativa sobre cómo se llega a dicho monto, el cual es aprobado por los integrantes tanto de la cámara de diputados como de senadores.

 Al respecto, el Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova Vianello indicó que valdría la pena que después del proceso electoral se inicie una discusión nacional que atienda el descontento que existe sobre el monto de financiamiento a los partidos políticos[2].



El diseño electoral en el país se definió para que los recursos que obtienen los partidos políticos sea de corte mixto, es decir, que puedan recibir tanto recursos públicos como privados, sin embargo, la ley especifica que los recursos privados nunca deben ser mayores a los públicos. Al respecto, podemos observar que seis de cada diez encuestados están en desacuerdo con este esquema en el que el financiamiento hacía los partidos políticos proviene en mayor medida del gobierno.

 Sólo 14% de los mexicanos se manifiesta a favor y 18% dijo no estar de acuerdo ni en desacuerdo con este diseño de financiamiento. Si comparamos con 2014 cuando realizamos por primera vez esta pregunta podemos ver que ha crecido el porcentaje de mexicanos que afirman estar en desacuerdo con que los recursos para financiar a los partidos políticos sean en su mayoría públicos, al pasar de 48% a 61% quienes así lo manifestaron.




En este mismo sentido más personas creen que los particulares deberían ser quien financie a los partidos políticos, 18% considera que debe ser el gobierno quien de recursos a dichas instituciones y 21% menciona que tanto privados como el gobierno deben aportar para el desarrollo de las actividades de los partidos políticos.



Un teman que tal vez no esté considerando la ciudadanía al preferir que particulares sean quienes financien los partidos políticos y no el gobierno, es la posible injerencia de grupos de poder o incluso el narcotráfico para el sostenimiento de los partidos, lo que afectaría el desarrollo democrático del país. El debate en los medios en comunicación se ha centrado únicamente en denunciar la cantidad de recursos públicos que reciben los partidos políticos, sin embargo, valdría la pena replantearnos cómo se están ejerciendo estos recursos, pues tal vez ahí se encuentre una de las piezas para dar más elementos a la ciudadanía de formar nuevas opiniones en el tema.

Por: Parametría

Nota Metodológica:
Parametría. Encuesta en vivienda. Representatividad: Nacional. Número de entrevistas: 800 encuestas realizadas del 26 al 30 de agosto de 2017. Nivel de confianza estadística: 95 %. Margen de error: (+/-) 3.5 %. Diseño, muestreo, operativo de campo y análisis: Parametría SA de CV. Método de muestreo: Aleatorio sistemático con probabilidad proporcional al tamaño. Unidad de muestreo: Las secciones electorales reportadas por el INE. Población objetivo: Personas de 18 años en adelante con credencial para votar que al momento de la entrevista residan en el lugar de interés.



Fuentes:
EL FINANCIERO.PAN aprueba frente con PRD y Movimiento Ciudadano para 2018. Última consulta: 5 de septiembre de 2017



PapelRevolución

Entradas populares