Una larga marcha, ser la especie elegida

Así la humanidad es una larga historia de migraciones como una condición natural de la vida en las sociedades tribales originarias que dio paso a la evolución




por LUZ DEL ALBA BELASKO 
BITAKOREANDO
f/BELASKO
Va’ a todas las mujeres migrantes que dejan su aldea. 

El primer dato científico de la presencia de una “mujer migrante” en la tierra, fue nombrada como “La pequeña Lucy”, y ella representa la primera prueba de que esta “especie elegida” llegó a sustituir la forma cuadrúpeda de marchar de sus antepasados los chimpancés por un caminar bípedo y quien salió del espacio de seguridad del bosque para aventurarse a las estepas abiertas al sol y convertirse también en la primera hembra que hizo una larga marcha. 

Y es “Lucy”, quien camina con su hijo en brazos y su pequeña estatura de apenas un metro y sus menos de treinta kilos de peso, y es ella que con su astucia esquiva a poderosos depredadores para entrar a un “cielo abierto”, que hace que el “homo” tenga la capacidad de evolucionar, desarrollar sus cerebros y su inteligencia. 

Así la humanidad es una larga historia de migraciones como una condición natural de la vida en las sociedades tribales originarias que dio paso a la evolución. La migración desde África hacia Asia y luego el resto del mundo se inició hace unos 70 mil años y podemos decir que ha sido una larga marcha de dimensiones incalculables y de conflictos y guerras desde que se crearon las fronteras. 
La migración hoy en día, en Centro América, tiene rostro de mujer, de mujeres que explotan y excluyen en todas las etapas de migración, una mujer migrante de un país subdesarrollado es más vulnerable porque se acentúan múltiples discriminaciones, basadas en la raza, en su origen étnico, en la situación económica, nacionalidad, edad, estatus migratorio y todo lo que se perciben asociadas a su género. 

En esta oleada de la “feminización de las migraciones” existen datos que dan escalofríos pues en 80% de las mujeres y niñas migrantes que provienen de Centro América son violadas mientras cruzan por México. Pero quien condiciona esta migración y obligan a las mujeres latinoamericanas y del El Caribe a migrar hacia otros países; es la violencia estructural, la violencia política y la violencia doméstica, la agudización de las crisis económica y los conflictos políticos militares hacen migraciones forzadas. 

Así se da otro concepto de la feminización de la pobreza que lleva a muchas mujeres con dependientes a cargo, a desplazarse hacia otros países, dejando a sus hijos a cargo de algún familiar y se emplean como domésticas, trabajadoras agrícolas, pero más que nada son víctimas del tráfico de mujeres y reclutadas dependiendo de los rasgos físicos para centros nocturnos, de prostitución organizada. 

Hoy en día aún se está discutiendo una legislación migratoria con perspectiva de género, pero el camino es tan largo como aquel que 3,2 millones de años la “pequeña Lucy”, la Eva Negra que traen todas estas mujeres migrantes que son unas verdaderas heroínas y guerreras del mundo. 
Esta Eva Negra, está “Pequeña Lucy” que al migrar con su postura erguida al esfuerzo y al ejercicio continuado nos da como resultado lo que ahora somos. Es esta mujer, que pudo muy bien morir en su búsqueda, pero que se sobrepuso a la naturaleza y dio paso a una secuencia necesaria del proceso evolutivo haciendo, que su descendencia no muriera y su clan no se perdiera y por eso ahora somos quien somos: La especie elegida, para quedarse en la madre Tierra. 








Entradas populares