Deliberadas falsedades del PRI



Según el diputado Bernal, el Estado no tiene 150 mil millones para proveer a Pemex. Entonces, debe privatizarse. Se trata de falsedades. Los ingresos anuales de Pemex rebasan 10 veces a esa cifra y entrega de impuestos 6 veces más de la misma. Pemex produce los ingresos que necesita y mucho más.


¿Pemex no tiene recursos?

Los prístas son políticos cínicos y corruptos. Otro ejemplo es el diputado Marco Antonio Bernal, quien funge como presidente de la comisión de energía, sin saber nada al respecto. Eso si, repite el discurso que le dictó el FMI y otros organismos financieros a Peña Nieto.
Para privatizar a Pemex, desde Peña Nieto hasta Bernal, solo hay barbaridades, verdades a medias, inconsistencias y mentiras que adornan al discurso. Lo dicen sin escrúpulo alguno.
El Estado no tiene capacidad presupuestal para proveer cada año a Petróleos Mexicanos (Pemex) de 150 mil millones de pesos extra para operar como empresa productiva y rentable, y esos recursos se obtendrían de la asociación con la iniciativa privada en áreas que no afecten la propiedad que de los hidrocarburos tiene la nación, sin tocar el artículo 27 de la Constitución (Garduño R., en La Jornada, p.5, 30 junio 2013).

Marco Antonio Bernal, presidente de la Comisión de Energía en la Cámara de Diputados, calificó de falso debate la denuncia de privatización vertida por un sector de la izquierda, y cuestionó los argumentos en torno a la capacidad de Pemex para perforar pozos en aguas profundas.

¡Pemex sí tiene recursos!

No es que Bernal esté desinformado, que sí lo está, el problema es que eso no le importa. Ni siquiera sabe cuánto obtiene Pemex como ingresos, ni tampoco lo que se necesita para la inversión propia. Loos 150 mil millones de que habla son inventados, carentes de sustento.
Veamos. La siguiente información es de la propia administración en turno de Pemex, a cargo de Emilio Lozoya, egresado del ITAM. Esa información es que proporcionó a las transnacionales en una reunión realizada en mayo de 2013.
En 2012, Pemex obtuvo ingresos por ventas totales equivalentes a 1 billón 646 mil 900 millones de pesos (126.6 mil millones de dólares).

El mismo año, entregó al gobierno solo por concepto de impuestos y derechos la cantidad de 902 mil 900 millones de pesos (69 mil 400 millones de dólares). El rendimiento de operación fue de 907 mil 900 millones de pesos (69 mil 800 millones de dólares). Es decir, Pemex entregó a la secretaría de hacienda (SHCP) el 54.8% de sus ingresos por ventas totales, o equivalentemente, el 99.5% de su rendimiento de operación.  ¿Eso le parece poco a Bernal? Dirá lo que quiera, menos que Pemex carece de recursos porque los genera en abundancia.


El gobierno quiere privatizarla no porque a Pemex le falten recursos sino porque le sobran. Pemex es la petrolera MAS rentable del mundo. Las transnacionales saben bien que los 150 mil millones de que habla Bernal los invertirían para sacar mucho más, el “pastel” que representa Pemex es muy grande.
De manera que Pemex sí puede financiar sus propios planes de expansión. Si no lo hace es porque los gobiernos en turno se lo impiden, son los principales saqueadores. De cada peso que obtiene Pemex como rendimiento de operación, 99.5 centavos se le quitan como impuestos, sin dejarle casi nada para la inversión. Esta se hace mediante deuda. Aún así, Pemex financia al Estado con las mayores aportaciones, mismas que no hace ninguna (ni todas juntas) de las transnacionales que operan en México.

La privatización que auspicia Peña Nieto y el PRI no es por falta de recursos sino a la inversa. El gobierno actual quiere matar a “cañonazos” la gallina de los huevos de oro.
Bernal defiende a Peña
En otra parte de la entrevista Bernal mostró su nivel.

El legislador tamaulipeco descalificó la acusación contra Enrique Peña Nieto por abrir – supuestamente– la puerta de la privatización de la paraestatal y los recursos de la nación.
“El presidente Enrique Peña Nieto no dejó abierta ninguna puerta a la privatización. Jamás dijo que se iba a vender Pemex. Ha reiterado a lo largo de varios meses que Pemex no se va a privatizar ni se venderá ningún tornillo de la empresa. Este es un falso debate que está mal enfocado. La pregunta que debemos hacernos es qué vamos a hacer con todos los recursos del país: ahí esta el gas shale y el petróleo en aguas profundas de muchas zonas inexploradas del Golfo de México.
“Nosotros no queremos que el petróleo se quede en el subsuelo, buscamos otras opciones para aprovechar los recursos energéticos para apuntalar programas sociales, de educación o para reforzar las pensiones de los mexicanos.”

Pemex no produce tornillos

Bueno, que Bernal defienda a Peña no extraña, es el jefe de la mafia. Al igual que los demás priístas, cree que privatizar es solamente vender, como en la tiendita de la esquina. No, en el caso de Pemex se trata de una INDUSTRIA y, además, estratégica. Por si faltare, se trata de una conquista histórica del pueblo de México. Pero Bernal ignora que los neoliberales del mundo, el capital extranjero al que rinde culto, los organismos financieros internacionales a los que sirve, han cambiado sus procedimientos.

Primero, NO les interesa comprar ninguna planta industrial envejecida. Segundo, no quieren alterar los sentimientos de los pueblos y prefieren disfrazar sus propósitos, en vez de comprar lo que no quieren privilegian que se les entreguen las funciones, que después realizan con nueva infraestructura de su total y absoluta propiedad privada. Esto es, primero la transferencia de funciones, sabiendo con ella va la transferencia de la propiedad.

La argumentación de Bernal es chafa. Habla del gas de lutitas solo por hablar, porque oyó por allí que ese gas es una supuesta maravilla. Lo mismo sobre el petróleo en aguas profundas “inexploradas”. NO sabe de qué habla. Si no están exploradas, ¿cómo sabe que hay petróleo?
Respecto a que no se va a vender “ni un tornillo” se Pemex, el chistecito es desafortunado. Pemex NO produce tornillo sino petróleo crudo. A ninguna transnacional le interesan los tornillos, y menos viejos, quieren las reservas de petróleo, por lo pronto, las funciones para apoderarse del mismo y extraerlo.

Eso es lo que propone Bernal, quien no quiere el petróleo en el subsuelo. Omite que ese petróleo NO es suyo es de la nación.

Quieren manosear a la Constitución

En la parte final de la entrevista se preguntó: – El tema del petróleo es político e
histórico, se denuncia afectación a la Constitución.

– Dicen que el artículo 27 constitucional no se debe tocar. ¡Claro que no se toca en la materia donde los recursos son propiedad de la nación!, pero hay un párrafo posterior que no es de la legislación (sic) que proviene de la época del general Lázaro Cárdenas, que fue introducida por los años 50, donde prohíbe contratos, prohíbe concesiones, eso es lo que estamos discutiendo, no discutimos la propiedad de los recursos, estamos discutiendo qué tanta apertura le vamos a dar a Pemex para asociarse y explotar los recursos.

“¿De verdad creemos que Pemex puede ir a extraer en aguas profundas? Cuesta cinco mil millones de dólares la exploración y la ubicación de un pozo, ¿de verdad tenemos esos recursos, o debemos hacer acopio de ayuda?

– Cuauhtémoc Cárdenas cree que no es necesaria la participación de la iniciativa privada en la exploración y extracción en aguas profundas –se le dijo.
– Pemex requiere de 150 mil millones de pesos al año para ser una empresa productiva y rentable, ¿y quién se los va a dar? No veo que el Estado mexicano se los pueda dar. Estoy de acuerdo con Cuauhtémoc Cárdenas en que hay que darle autonomía de gestión, y eso implica una serie de factores como es: ¿de dónde vamos a sacar los recursos que se van a dejar de recibir de Pemex para el ejercicio presupuestal?



Diputado corrupto: venderá su voto
Bernal se pronuncia por modificar regresivamente al artículo 27 constitucional. Más aún, se atreve a informar sobre una propuesta: reformar al párrafo sexto del mencionado artículo, el que indica que en materia petrolera no se otorgarán concesiones ni contratos.

O sea, dejarían intacto al párrafo cuarto, el que indica que corresponde a la nación el dominio sobre sus hidrocarburos. Eso les permitiría seguir diciendo que el petróleo ES de los mexicanos (en el papel) pero se reformaría o suprimiría el párrafo sexto para que ese mismo petróleo se lo apropien las transnacionales. Un mecanismo podría ser mediante los llamados contratos de riesgo o de producción compartida, los favoritos de las corporaciones.

Cuando se le preguntó a Bernal que para Cárdenas no es necesaria la participación privada en las aguas profundas, cayó en una provocación tal vez involuntaria. Cárdenas SÍ está de acuerdo en la participación privada, mediante alianzas con las transnacionales, no solo en la exploración en las aguas profundas sino en cualquier otra actividad de Pemex. El mismo lo ha dicho.
Bernal contestó que se necesitan 150 mil millones de pesos para que Pemex “sea rentable”. ¡Ridículo! Y preguntó: ¿quién nos los va a dar? (esos recursos). Parece un desmentido periodístico. Serán las transnacionales las que les den esa cantidad (probablemente menos), para repartir entre cada diputado que vote la contra- reforma energética de Peña Nieto.


¡No, dirá Bernal, no es cierto! ¡Sí, le contestamos, es cierto, está probado y comprobado! Los cabilderos de las transnacionales ya están muy activos. Contarán voto por voto, diputado por diputado. A ninguno le molestará, al contrario, ya están listos para oprimir el botón de la votación electrónica. En un solo movimiento traicionarán a la nación pero su cuenta bancaria personal será abultada ipso facto. Bernal estará entre los primeros que no resistirán el cañonazo de a 50 mil dólares.
La discusión no es con los diputados ni senadores, eso carece de sentido, los grandes problemas nacionales NUNCA se han resuelto en las Cámaras sino en las calles. El problema es político y de relación de fuerzas.

Entradas populares