Frontera Comalapa encuentran 167 osamentas presumibles Mayas del 800 dc

Informa:
 MARCO ANTONIO ALVARADO

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) está a la espera de que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) le entregue las 167 osamentas halladas en una cueva de Frontera Comalapa, para determinar con bases científicas, si corresponden o no a gente que vivió en el periodo maya.
Sobre lo encontrado en la ranchería Nuevo Ojo de Agua de aquel municipio, Emiliano Gallaga Murrieta, delegado federal del INAH en Chiapas, explicó en una entrevista que la suposición actual de que los restos corresponden a un entierro ritual prehispánico, parte de unas fotografías que fueron mostradas al arqueólogo Eduardo Jacinto.

“Él hizo una primera aseveración de la información que le proporcionaron por fotografías, de las cosas que sacaron, de los restos y de los cráneos, entonces dio una primera información no oficial de que posiblemente se trate de un cementerio prehispánico.”
Sin darlo por hecho, Gallaga Murrieta explicó que en las fotografías presentadas al arqueólogo “él ve o identifica material arqueológico asociado, es decir, vasijas, tecomates, huesos, en los cuales él asocia con el enterramiento y que además esta costumbre funeraria de cuevas no es rara en la región de La Trinitaria donde tenemos registro de otros sitios como La Cueva de las Banquetas, que tiene el mismo patrón”.
—Al momento ¿No han tenido acceso a los restos?
—A la una (el lunes 12) tenemos una reunión con el doctor Pulido, que es director de Servicios Periciales, para ponernos en contacto y ver los procedimientos para poder tener estos materiales y si en efecto se descarta que sean actuales y que son efectivamente material prehispánico, pues obviamente pedirle a la instancia correspondiente que se trasladen al INAH para que los tengamos en análisis de nuestros investigadores.
— ¿Cómo se hizo entonces para dar una datación que sitúa el entierro entre los años setecientos…?
—Esto a partir, repito, de la información que pudimos ver en fotografías y por asociación con otros sitios que tienen el mismo contexto o la misma forma de enterramiento, pensamos que se trata de un sitio que corresponde a finales del Clásico principios del Postclásico que es una temporalidad entre el setecientos y ochocientos, al mil doscientos después de Cristo.

—Una vez que tengan ustedes los restos ¿Qué procede, científicamente qué hay que hacer para llegar a una verdad sobre lo encontrado?
—Eh, bueno, primero es tenerlos en nuestras instalaciones que los analicen nuestros investigadores y posteriormente se hace la investigación, es un proceso largo en el cual, ya con los análisis y la investigación que se tenga que hacer, se hará un dictamen concienzudo de lo que representa este hallazgo.
    ¿Cuánto tiempo es necesario para tener los resultados finales?
    Ah, un informe final puede llevar meses, años, porque algunos análisis, por ejemplo, carbono catorce, adéene (ADN), flúor, tardan mucho tiempo en hacerse, (hay que determinar) si se hacen a nivel nacional, internacional, etcétera… hay muchos vericuetos que no tenemos en el momento, hasta que no tengamos el material y veamos la magnitud del proyecto, estableceremos el plan de trabajo.
     ¿Han pedido algún trato especial para que no se contamine lo hallado?
    Hasta el momento… desconocemos el estatus del material, hasta que no veamos cómo están, nosotros… pensamos que se les dio el mismo trato que se les da a un enterramiento contemporáneo, queremos creer que los antropólogos físicos de la dependencia usaron guantes para no contaminar la escena del crimen, pero cuando estén en las instalaciones ya veremos la forma en que fueron recolectados y transportados.

Por su parte, la PGJE estableció en su comunicado de prensa que “especialistas en antropología concluyeron que las 167 osamentas corresponden a restos óseos prehispánicos y explicaron que los cráneos presentan diversas deformidades causadas por costumbres de aquella época”.
“Se analizaron también la ubicación y formaciones cómo fueron encontradas las osamentas, además de  la tonalidad de las estructuras óseas y de las paredes internas de la cueva dadas por la temporalidad.”
De acuerdo al reporte de la Procuraduría, los forenses explicaron  que los restos humanos lo conforman cráneos completos y fracturados, al igual que fémures, tibias, mandíbulas y maxilares.
”Las osamentas se encuentran siendo analizadas en el servicio médico forense de la Procuraduría estatal, con el apoyo de especialistas en antropología física para determinar con precisión el sexo, edad de cada uno y antigüedad de su muerte.”

LO QUE LA LEY DICE:


Ley Federal Sobre Monumentos Y Zonas Arqueológicos, Artísticos E Históricos.


ARTICULO 29.- Los monumentos arqueológicos muebles no podrán ser transportados, exhibidos o reproducidos sin permiso del Instituto competente. El que encuentre bienes arqueológicos deberá dar aviso a la autoridad civil más cercana. La autor
...idad correspondiente expedirá la constancia oficial de...l aviso, o entrega en su caso, y deberá informar al Instituto Nacional de Antropología e Historia, dentro de las 24 horas siguientes, para que éste determine lo que corresponda.
 

ARTICULO 30.- Toda clase de trabajos materiales para descubrir o explorar monumentos arqueológicos, únicamente serán realizados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia o por instituciones científicas o de reconocida solvencia moral, previa autorización.
 

ARTICULO 47.- Al que realice trabajos materiales de exploración arqueológica, por excavación, remoción o por cualquier otro medio, en monumentos arqueológicos inmuebles, o en zonas de monumentos arqueológicos, sin la autorización del Instituto Nacional de Antropología e Historia, se le impondrá prisión de uno a diez años y multa de cien a diez mil pesos.

Entradas populares