En sesión especial del FTE de México, conmemora los 100 años del Plan de Ayala, el programa del Ejército Libertador del Sur, encabezado por Emiliano Zapata, que le dio independencia política a la Revolución Mexicana.

La verdadera Revolución Mexicana fue la encabezada por Ricardo Flores Magón, Francisco Villa y Emiliano Zapata.

Hace 100 años, el 28 de noviembre de 1911, el Ejército Libertador del Sur, liderado por Zapata, proclamó el Plan de Ayala. Este programa le dio independencia política al movimiento revolucionario.
“¡Tierra! grita la Revolución”, escribió Flores Magón, resumiendo los anhelos del pueblo de México. Las implicaciones de la lucha por la tierra y sus recursos naturales fueron explicadas por el magonismo y sintetizadas en el grito de combate ¡Tierra y Libertad!
El zapatismo levantado en armas enarboló esta bandera y la llevó a la práctica.
La División del Norte, el ejército de los campesinos y los pobres, con el liderazgo de Pancho Villa, demostró que el ejército burgués no es invencible; un ejército campesino, dirigido por un general campesino, pudo vencerlo.

El 23 de junio de 1914, la toma de Zacatecas por los villistas fue la cúspide de la Revolución, desde el punto de vista militar.

En el ascenso, el 28 de octubre de ese año, la Gran Convención Revolucionaria de Aguascalientes de 1914 aprobó el Plan de Ayala zapatista.

Cuando la ciudad de México fue ocupada por los ejércitos campesinos de Villa yZapata, aquel 6 de diciembre de 1914, se alcanzó el momento culminante de la Revolución, desde el punto de vista político. A ese momento, la burguesía rural estaba derrotada en el campo no así en la ciudad. Faltaron un proyecto político y la acción de los trabajadores. Carranza y Obregón utilizaron a los obreros y un sector de éstos decidieron apoyar al carrancismo para luchar contra los campesinos. Fue un error histórico de serias consecuencias. Pronto, los trabajadores serían traicionados por los constitucionalistas.  Carranza se dedicó a perseguir a Villa y a Zapata. No obstante, abanderados con su programa, los zapatistas procedieron a aplicarlo en la práctica.
La Comuna de Morelos fue el hecho más trascendente de la Revolución. El pueblo en armas distribuyó la tierra y llevó a cabo un conjunto de medidas nacionalizadoras. Se organizó la producción y la enseñanza pública. Fueron proclamadas la Ley Agraria del 26 de octubre de 1915, la Ley General del Trabajo y otras leyes.  Luego de sangrientas batallas, el 10 de abril de 1919, se interrumpió violentamente la Revolución, con el asesinato carrancista de Zapata; luego seguirían los asesinatos de Villa y de Flores Magón.

El ala burguesa se apoderó del gobierno usurpando a la Revolución. No obstante, demandas campesinas y obreras fueron incorporadas al texto de la Constitución política del país. Pronto sería desnaturalizado el pacto político de la nación que, actualmente, ha sido roto por los sucesivos gobiernos en turno.

La Revolución fue acrisolada por las mujeres y los niños (as), que no solo acompañaron a los combatientes sino que dirigieron tropas y participaron en combates.

Cien años después, el Plan de Ayala sigue vigente, no solo en los versos y corridos de la Revolución, sino en las necesidades sociales de los mexicanos (as).

En el FTE de México mantenemos en alto las históricas banderas de Villa y Zapata. Llamamos al pueblo de México a organizarnos con independencia de clase, un programa y proyecto político propios.
¡Viva Tierra y Libertad!



Entradas populares