ENCUENTRO DE COMUNIDADES DE TABASCO EN DEFENSA DEL USUMACINTA

Consejo de ComunidadesUnidas de Centla
Frente Sindical Campesino Indígena Social y Popular de Tabasco

Villahermosa, Tabasco, 11 de Octubre del 2011


DENUNCIAMOS QUE LAS INUNDACIONES Y LAS TRAGEDIAS A QUE SOMETEN A LAS COMUNIDADES DE TABASCO SON DELIBERADAS MATERIALIZANDO EL DELITO DE ETNOCIDIO.

 LLAMAMOS A LOS TABASQUEÑOS Y AL MUNDO A DEFENDER LAS COMUNIDADES, LOS PUEBLOS INDÍGENAS Y SUS ESPACIOS NATURALES


El FRENTE SINDICAL CAMPESINO INDÍGENA SOCIAL y POPULAR y el CONSEJO DE COMUNIDADES UNIDAS DE CENTLA, manifestamos nuestra posición en relación a las inundaciones que hemos padecido y padecemos en Tabasco, en especial las comunidades indígenas y campesinas; así mismo informamos nuestras acciones frente a los megaproyectos hidrológicos sobre la Cuenca del Rio Usumacinta.




Ratificamos nuestra denuncia de que las inundaciones son deliberadas y por tanto las tragedias a que someten recurrentemente a las comunidades de Tabasco; que es responsabilidad de los tres órdenes de gobierno que actúan en forma corrupta y para proteger los negocios y la ganancia de un sector poderoso, condenando a miles de familias a hundirlos en la miseria y considerarlas un estorbo y prescindibles.
A medida que se va aplicando el llamado “Plan Hídrico”, regido a su vez por el llamado “Plan Maestro”, se confirma nuestra posición de que el plan que perjudica inhumanamente a las comunidades y justifica su desplazamiento y desintegración; así lo han dado a conocer con el anuncio de la expropiación de las tierras de más de 8 mil familias de Nacajuca y Cunduacán.

Con este anuncio se retoma el proyecto del Canal Samaria-Golfo, desechada en los setentas por la destrucción ecológica de toda las lagunas costeras incluidas el Julivá, la laguna Santa Anita, entre otras; por lo que no tardarán en anunciar la expropiación de terrenos de las comunidades indígenas de Simón Sarlat, Caparroso, Potrerillo, Buena Vista y Vicente Guerrero, todos del municipio de Centla, aplicando la estrategia de la gradualidad para lograr que en pocos años se acepte como fatalidad una medida inaceptable.
Las comunidades indígenas padecen las consecuencias de la injusticia histórica, a saber la colonización, el despojo de sus tierras, territorios y recursos; la opresión y la discriminación. Los Estados coloniales y modernos, en la búsqueda del crecimiento económico, les han denegado ampliamente su derecho al desarrollo.
La tierra y los territorios son fundamentales para la identidad cultural indígena. Sin embargo; las acciones de gobierno no han dejado de provocarnos la pérdida de tierras, territorios y recursos naturales. Hoy, abiertamente, entre CONAGUA y el gobierno de Granier, nos desplazan, nos expropian, destruyen sistemáticamente nuestros modos de vida y pensamiento de como comunidades indígenas. Por ello la cultura indígena está amenazada de desaparecer.

Por estas razones DENUNCIAMOS LA MATERIALIZACIÓN DEL DELITO DE ETNOCIDIO; denunciamos la represión, deslegitimación o exterminio de los rasgos culturales de los pueblos indígenas, aunque sus miembros sobrevivan como individuos.
La vieja colonización violenta en Tabasco da paso a un neocolonialismo pacifico y mercantil, que pretende imponer por todas partes su visión del mundo.

2
Por tanto, Exigimos al Estado Mexicano que instaure mecanismos adecuados, de conformidad con la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y el Convenio Nº 169 de la OIT, para llevar a cabo consultas efectivas con las comunidades que puedan verse afectadas por proyectos como las del Plan Hídrico, con el objetivo de obtener su consentimiento libre, previo e informado.
EN CUANTO A LOS MEGAPROYECTOS HIDROLÓGICOS SOBRE LA CUENCA DEL RIO USUMACINTA
La Presa Tenosique (antes Boca de Cerro) para la generación hidroeléctrica sobre el río Usumacinta, es una Obra Pública Financiada; una de las cinco presas planeadas para la cuenca hidráulica que se origina desde Guatemala y abarca Chiapas y Tabasco. La licitación se programa realizar en 2013 y su construcción del 2014 al 2017.
La cuenca del Usumacinta tiene un papel muy importante en los diversos ecosistemas, por ser reguladora de procesos ecológicos y mantener la conectividad de varias áreas naturales protegidas de las dos naciones.

Las represas que se pretenden construir ocasionarían un impacto ecológico irreversible. La biodiversidad es enorme y su anegación, además de generar gases de efecto invernadero (Bióxido de Carbono, Metano y Oxido Nitroso), rompería el corredor biológico de la región y la desaparición de la masa forestal. Entre los ecosistemas en peligro del lado mexicano se encuentran los humedales de los municipios de Catazajá, La Libertad, Palenque y Ocosingo en Chiapas, y Emiliano Zapata en Tabasco; los Pantanos de Centla -Reserva de la Biosfera- en Tabasco, una de las regiones más ricas en Mesoamérica de vegetación y aves. También se encuentran las Reservas de la Biosfera Montes Azules y Lacantún, los Monumentos Naturales Yaxchilán y Bonampak, y la Reserva Comunal la Cojolita.

La experiencia en México indica que no existe un reasentamiento exitoso, medidas de mitigación, ni resarcimiento a los afectados, ni indemnizaciones adecuadas.

Lo que ha predominado son los reasentamientos forzosos y violentos, engaños, mayor pobreza, sin restitución de tierras, y con un mayor impacto en las mujeres, los niños y las niñas. Por ello, de entrada sabemos que las presas sobre el Usumacinta tendrán consecuencias graves en términos sociales sobre comunidades campesinas e indígenas cuya vida depende de su producción agrícola, pesquera, pecuaria y forestal. Del mismo modo, las afectaciones sobre los pescadores y los pobladores que habitan río abajo, en los humedales, pantanos de Centla, manglares y en general la población costera de Tabasco sufriría graves impactos.

De nueva cuenta los pueblos seremos gravemente afectados, sobre todo con gobiernos demagógicos y corruptos que no representan nuestros intereses. Por tanto hemos decidido ampliar nuestra información y comprensión de los propósitos y verdaderos beneficiarios de los megaproyectos, para organizarnos y evitar una nueva destrucción y tragedia, más aun por las generaciones que vienen detrás de nosotros.

Por lo anterior anunciamos la realización del “ENCUENTRO DE COMUNIDADES DE TABASCO EN DEFENSA DEL USUMACINTA” que se realizará con la participación de al menos 20 comunidades de las riberas del Usumacinta que se van adhiriendo al Consejo de Centla y el respaldo de estudiosos y representantes de Chiapas, Veracruz y Guatemala, así como investigadores de la UNAM, la UJAT y Chapingo. Será bajo el cobijo de los pescadores de Quintín Arauz, en el municipio de Centla; el domingo 16 de octubre, teniendo como propósitos específicos:

- Entender al Usumacinta desde una visión de cuenca hidráulica
- Comprender las consecuencias de los proyectos del capital trasnacional
- Comenzar a formular estrategias de defensa del Usumacinta y sus comunidades y pueblos indígenas.





Entradas populares