Cumbre Mundial de Turismo de Aventura a al CUMBRE de la RESISTENCIA

A 16 de octubre de 2011
San Cristóbal de Las Casas, Chiapas

A los colectivos, organizaciones y redes sociales
A los medios de comunicación públicos, comerciales y alternativos
A las personas que visitan la ciudad
A la sociedad en general


Con motivo de la Cumbre Mundial de Turismo de Aventura, que se realizará del 17 al 20 de octubre principalmente en la ciudad de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas , desde Otros Mundos AC – Amigos de la Tierra México queremos compartirles unas reflexiones y propuestas:

El turismo es una actividad esencialmente elitista, en cuanto hay millones de personas en el mundo que no se lo pueden permitir, ante la desigualdad generalizada impuesta por el sistema capitalista, y más si es “turismo de aventura”. De eso sabemos mucho en Chiapas. Además, son muchos los análisis e investigaciones que califican al turismo como una actividad que afecta negativamente a la biodiversidad y a los pueblos donde se desarrolla, sólo hay que pensar en Acapulco o en Cancún. Estas evidencias parece que no son suficientes y las autoridades políticas hablan de que el turismo trae progreso y desarrollo, pero ¿para quién?

El turismo tiene muchas afectaciones: Afecta en cuanto se consume mucho petróleo en transporte aéreo y terrestre, emitiendo gases a la atmósfera; afecta a la construcción de infraestructuras en el lugar donde se realizan (autopistas, aeropuertos, etc.); afecta porque necesita muchas materias primas, por lo que se devastan montes, ríos, selvas,... para obtener materiales o energía; afecta a las culturas locales que se les exigen ponerse al servicio del turismo; afecta por el gasto de millones de pesos en publicidad que podrían destinarse a escuelas y hospitales; afecta por la represión y militarización en contra de las comunidades que no quieren estas actividades y que luchan por defender su tierra y su territorio y que buscan alternativas reales de sobreviviencia.

    De fondo vemos que hay un intento de privatizar ríos, selvas, caminos, biodiversidad y demás bienes naturales para unos pocos privilegiados, ocultando y socializando los impactos negativos que conlleva. Un proceso necesario para perpetuar el sistema actual de consumo.

    Como para la gran mayoría de personas que habitamos Chiapas nuestras actividades cotidianas son ya una aventura (terrible), como es conseguir el sustento, desalojar agua en las habituales inundaciones, sortear los miles de trámites burocráticos, soportar la corrupción política, tener una educación pública de calidad, tener algún tipo de atención sanitaria, combatir la violencia machista, superar apenas enfermedades curables, sufrir el tráfico o sortear baches...

Proponemos:

-que el dinero que se ha destinado para embellecer la ciudad se descuente de los sueldos políticos y que la misma cantidad de dinero (o más) se destine a proporcionar vivienda, saneamiento, educación y salud dignas a las miles de personas que viven en los márgenes de esta ciudad mágica y de todo el Estado.

-que los millones de pesos que se invierten en promocionar el turismo y en realizar eventos magnos de este tipo de destine a fomentar la soberanía alimentaria de las poblaciones rurales, lo que evitaría gran parte de la migración.

-que el dinero que se invierte en infraestructuras turísticas se destine a desarrollar tecnologías alternativas y apropiadas, como captación de agua de lluvia, sanitarios secos, compostaje, energía eólica a pequeña escala, etc.

-que el gasto de energía que realizan los turistas aventureros en sus actividades la cambien por presionar en sus ciudades y países para que se reduzcan las emisiones de gases efecto invernadero, que ya afecta a las regiones del Sur Global. Tengan en cuenta que para poder salir de turismo y mantener el nivel de vida en el Norte (con un modelo depredador de producción, transporte y consumo) se viven graves consecuencias en el Sur.

-que para mantener intactos paraísos naturales lo mejor es no ir a visitarlos.

Y LES INVITAMOS A LA CUMBRE DE LA RESISTENCIA, días 17 y 18 en Plaza Catedral, SCLC.

Entradas populares