Trailler "Cafetal de Chiapas"


...Desde los troncos verdes de los árboles
Desde las piedras verdes donde descansa el musgo
sube el hambre al cafeto que crece
siempre verde
bajo la sombra espesa de otros árboles
De los troncos que exudan olorosas resinas
Desde la arcilla roja que se convierte en cántaro
bajan hombres o sombras a encontrar el café...

 extracto del poema "Corte de Café" de Efraín Bartolomé


 

Tomar un buen café se ha convertido en un símbolo para muchos y en todo un ritual ya sea para descansar, negociar, salir, festear, el café siempre está presente en nuestras vidas.

Ahora, ha sido Na'Canan que organiza cursos de cata y preparación de café especialmente preparado para profesionales de la restauración y la hostelería. Según señalan, las claves de un gran café son la materia prima, variedad, tueste; el molido; la forma de trabajarlo, la máquina que interviene en el proceso y, por último, su correcto mantenimiento.


La cata de café se basa en el sabor, el aroma y el color, digamos que se utilizan los mismos parámetros que se utilizan para catar el vino u otros licores ya que son los factores más importantes a la hora de catar este tipo de productos.

  Existen más de 800 compuestos químicos en el café, razón por la que su proporción y naturaleza determinará su particularidad, habiendo tantas variedades de café en el mundo que sería muy difícil juntarlos a todos en una sola sala ya que no encontraríamos uno similar al otro en alguno de los parámetros analizados.

Según José Luis Santos, barista y catador con formación profesional con
Sherri Johns  considerada World Barista Championships  “la calidad del café se argumenta en cinco preceptos básicos que empiezan por eme: materia prima, molido, mano, máquina y mantenimiento”, asegura.
Y, es que, el aroma es fundamental a la hora de analizar un buen café. También a aparecen conceptos como el cuerpo o el bouquet, similares a la cata de vinos.




Entradas populares