Lamentamos la pérdida irreparable del médico Roberto Castillo



 *Es de importancia poner en alerta a la sociedad automovilística que circula por Avenida las Torres a la altura del Parque 18 de Marzo, existe una "curva" mal aperaltada, con encharcamientos de hasta 30 centimetros  que provocan accidentes fatales, todo esto devido a no tener un desagüe adecuado y los pesimos trabajos que hace el Ayuntamiento de Toluca y el gobierno del Estado de México.



 En la madrugada del 30 de Junio, un grupo de jovenes médicos regresaban hacia su hospital despues de un festejo por haber finalizado su servicio social. Tuvieron la mala fortuna de proyectarse contra un poste de luz sobre la Avenida Las Torres de Toluca, Estado de México, en donde perdieron la vida de dos jovenes médicos y dos en estado crítico.

Los hechos sucedieron alrededor de las 04:15 horas sobre Las  Torres a la altura del Parque 18 de Marzo, de acuerdo a informes obtenidos por las autoridades correspondientes;  el automóvil marca Ford tipo Fiesta con placas de circulación 561-RAN del Distrito Federal, se salio de una curva, proyectandose contra un poste de luz, sin embargo es de importancia poner en alerta a la sociedad automovilística que circula por esa vía referida, ya que la mentada "curva" está mal aperaltada, hay encharcamientos de hasta 30 centimetros devido a no tener un desagüe y los malos trabajos que hace el Ayuntamiento de Toluca y el gobierno del Estado de México., no hay una supervisión adecuada para las constructoras que dejan inacabados los trabajos de puentes y carreteras.
Para quienes tienen la mala fortuna de circular sin conocer las condiciones de esta vía y suceden desgracias de estas, no solamente es la falta de pericia, ni condiciones de un coche o la alta velocidad como regularmente manejan los peritos judiciales sin tomar en cuenta las condiciones del camino. La sociedad toluqueña demanda la revisión y mantenimiento de estás vías de gran circulación, así como de quienes licítan para estos megaproyectos de puentes y carreteras. 

Lamentamos profundamente la irreparable pérdida del joven médico Roberto Castillo de 25 años de edad, egresado de la facultad de medicina de la Universidad Autónoma del Estado de México.


Un viento que desde el alba cabalgó como un adiós humano, como un sol que fulgura en la mañana viene en silencio y se amontona, viene turbio y fugitivo. Ha zarpado un hombre bueno que alzó la vela para navegar en silencio vestido como "salvador de vidas".

No podrá morir, el amor vivirá en la raíz de sus padres, hermanos, familia y amigos. 

Que seguirán llenándolos de alegría y del corazón latidos.

 En Paz Descanse

Roberto Castillo




Entradas populares