Peña Nieto, la Iglesia y la UNAM

por Rocío Fuentes García

Dicen los estudios más relevantes en materia de Opinión Pública, que una candidatura ganadora comienza a gestarse a partir del apoyo que brindan las instituciones a los políticos, no a los partidos políticos. Durante el gobierno de Peña Nieto, dos instituciones han sido aliadas indiscutibles del gobernador del Estado de México: la Iglesia Católica y la UNAM.

La relación de Peña Nieto con el alto clero, ha sido por de- más polémica. Desde que anunció su compromiso matrimo- nial con la actriz Angélica Rivero, “La Gaviota”, Peña Nieto a través de su Coordinador de Asuntos Religiosos, Roberto Herrera Mena, buscó la intelocución con los obispos más influ- yentes del Estado de México, Francisco Chavolla y Onesimo Cepeda, con el propósito de que Peña Nieto fuera recibido por el papa Benedicto XVI y de esa manera pudiera expiar ciertas culpas de su pasado nexo matrimonial. La visita que hiciera a la Ciudad del Vaticano el gobernador Peña Nieto, sirvió para sellar una alianza al más alto nivel político a efecto de compro- meterse    a no promover leyes que permitan el aborto, la unión de personas del mismo sexo y la adopción de menores por parte de lesbianas y homosexuales.

El papa Ratzinger quedo complacido, por lo que tuvo a bien bendecir el nuevo matri- monio en puerta. Así las cosas, dos obispos, el de Chihuahua y Toluca en meses pasados celebraron la misa con la que Peña Nieto contrajo matrimonio religioso por segunda ocasión, lo que cerró el compromiso entre Peña Nieto y el Papado, yen- do contra la separación del Estado y la Iglesia. Peña Nieto ha ganado la simpatía de los sectores conservadores de México, incluyendo a un sector del panismo que no lo ve con malos ojos. La apuesta de Peña Nieto es que una vez que deje o pida licencia a la gubernatura, para presentar su precandidatura del PRI a la Presidencia de la República, la cúpula eclesiástica ce- rrará filas en torno a su figura, ya que el senador Manlio Fabio Beltrones tiene una posición más liberal con relación a Peña Nieto, pese a que son parte de la “mafia” que gobierna el país, según la opinión de López Obrador. Es sabido que Peña Nieto ha sido y será el candidato del alto clero. Tiene la venia papal.



En el caso de su relación con la UNAM, Peña Nieto ha es- tablecido una amplia relación personal con el actual rector José Narro Robles, quien es por cierto un dinosaurio del sistema político del priismo que gobernó a México hasta el año 2000. A sugerencia de sus colaboradores más cercanos, Peña Nieto aprovechó el Centenario de la UNAM para hacer patente su dizque compromiso con la educación pública del país, razón por la cual buscó granjearse las simpatías del priista que diri- ge la UNAM. En el V Informe de Gobierno de Peña Nieto, asignó un lugar en su discurso al rector Narro donde le dejo
patente que de ahora en adelante el proyecto personal de Peña Nieto girará en torno a la educación superior. El regalo de Peña Nieto para con la UNAM en su centenario fue la inscripción en letras de oro en el recinto del Palacio Legislativo del Estado de México, instrucción que fue acatada por Ernesto Nemer, lo cual fue motivo suficiente para que el rector designara al Estado de México como estado invitado a la Feria Internacional del Libro que recientemente acaba de clausurarse en el Palacio de Mi- nería ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Peña Nieto utilizó el espacio para promocionar su imagen al frente del gobierno del Estado de México, ya que parapetándo- se en la exposición de los árboles de la vida, que son trabajados por humildes artesanos de Metepec, la presidenta municipal de Metepec, se colgó de los reflectores.

La Iglesia y la UNAM, dos instituciones que cumplen misiones diferentes, ya que una debería estar curando a las al- mas irredentas de los políticos y la otra que debiera denunciar el autoritarismo de los gobiernos en general, están al servicio de Peña Nieto. El IEEM y sus flamantes consejeros debieran pronunciarse ante estos acontecimientos ya que la competencia electoral ya es desigual en estos momentos. Ojala que revisen la ciencia política que dicen dominar, ya que la sociedad mexi- quense en estos momentos no cuenta con los antídotos para detener la guerra sucia que vendrá de la Iglesia y hasta del rector UNAM con tal de defender el triunfo del PRI en las elecciones de julio próximo y las presidenciales de 2012. Para muestra un botón. Narro Robles pidió que los integrantes del gabinete pre- sidencial renuncien si quieren ser candidatos a la grande. Nun- ca se pronunció con relación a Peña Nieto, Beltrones o Beatriz Paredes, que quieren ser presidente de México a toda costa. Va a ver más de esto.

Entradas populares