NOTAS sobre DIALOGO CLIMATICO


  1.  Calentamiento amenaza con sequía
  2. Invita Calderón a Vietnam a participar en COP-16
  3. México no ha solicitado fuerzas de paz de la ONU para la cumbre del clima COP16
  4. Desmienten llegada de cascos azules a Cancún
  5. La sed en los Andes: cambio climático causa estragos en Cusco
  6. El científico Javier Cristobo dice que el cambio climático es "un cajón de sastre donde todo el mundo le echa la culpa"
  7. Gobiernos carecen de voluntad para frenar la destrucción de la tierra
  8. Iglesia llama a reflexionar por cambio climático
  9. Clima: Calderón multiplica contactos en APEC de cara a Conferencia de Cancún.
  10. Recomienda CEPAL examinar nexos entre agricultura y cambio climático
  11. Llegaron primeros altermundistas a Cancún, por el gusto de...viajar
  12. Mayor vulnerabilidad de las mujeres frente al cambio climático
  13. Piden nuevo régimen sobre cambio climático
  14. Clima y migración
  15. Bonos de carbono en Guatemala
  16. La sed en los Andes: cambio climático causa estragos en Cusco
  17. En juego, credibilidad de la ONU en la COP-16, afirma Calderón en Twitter

 

Calentamiento amenaza con sequía

Un análisis del NCAR concluye que las temperaturas asociadas al cambio climático podrían provocar condiciones cada vez más secas en gran parte del mundo

México y  otros países densamente poblados, como Estados Unidos se enfrentan a una creciente amenaza de  sequía severa y prolongada en las próximas décadas, según un nuevo estudio realizado por el Centro Nacional de Investigaciones Atmosféricas (NCAR por sus inciales en inglés) y que fue dirigido por el científico Aiguo Dai.

El análisis concluye que las temperaturas asociadas al cambio climático podrían provocar condiciones cada vez más secas en gran parte del mundo en los próximos 30 años, alcanzando una escala en algunas regiones a finales de siglo que rara vez o nunca se han observado en  tiempos modernos.

Usando un conjunto de 22 modelos climaticos en computadora  y un índice exhaustivo de las condiciones de sequía en varias regiones del mundo, así como un análisis de estudios publicados anteriormente, los científicos descubrieron que  la mayor parte del hemisferio occidental, junto con gran parte de Eurasia, África y Australia, podrían estar en peligro de sufrir una extrema sequía durante este siglo.

Por el contrario, las regiones de mayor latitud como Alaska o los países escandinavos podrían  llegar a ser más húmedos.

Dai advirtió que los resultados se basan en las mejores proyecciones actuales de las emisiones de gases de efecto invernadero. Lo que realmente ocurra en las próximas décadas dependerá de muchos factores, incluyendo las futuras emisiones reales de gases de efecto invernadero, así como los ciclos naturales del clima tales como El Niño.

"Nos enfrentamos a la posibilidad de una sequía generalizada en las próximas décadas, pero ésto aún no ha sido plenamente percibido tanto por el público como por  la comunidad de investigacion sobre el cambio climático. Si las proyecciones de este estudio se acercan a la realidad, las consecuencias para la sociedad en todo el mundo serán enormes", advirtió.

Si bien las proyecciones regionales del clima son mas inciertas que las de el mundo en su conjunto, el estudio de Dai indican que dos tercios  de la region occidental de los Estados Unidos será mucho más seco en la década del 2030. Grandes partes de esta nación pueden enfrentar un mayor riesgo de sequía extrema durante el presente siglo.

"Como Dai destaca aquí, vastas extensiones de  zonas subtropicales y de los continentes en latitudes medias, se enfrentaran a un futuro con suelos más secos y menos agua superficial como resultado de la reducción de las precipitaciones y el aumento de la evaporación impulsado por el calentamiento. El término no hace justicia a los cambios climáticos que el mundo experimentará en las próximas décadas. Algunos de los peores trastornos que nos enfrentamos implican al agua, no sólo a la temperatura", adviritó Richard Seager de la Universidad de Columbia.

vrs

Compartir


 

 
 

Invita Calderón a Vietnam a participar en COP-16

El mandatario mexicano reiteró la invitación a su homologo vietnamita, Nguyen Minh Triet, para que visite México tan pronto como su agenda lo permita.

Sáb, 13/11/2010 - 21:59

Yokohama.- El presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, invitó formalmente al presidente de la República Socialista de Vietnam, Nguyen Minh Triet, a participar activamente en las reuniones sobre cambio climático que se celebrarán en Cancún.

En un encuentro bilateral, en el marco de la XVIII reunión Cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-pacífico, el mandatario mexicano reiteró además la invitación a su homologo vietnamita para que visite México tan pronto como su agenda lo permita.

La reunión se inscribió en la estrategia de acercamiento instrumentada por México con los países del Sureste Asiático, región en la que Vietnam es un importante actor.

La Presidencia de la República informó que aquella nación preside actualmente la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ANSEA), por lo que remarcó la importancia de la participación de ese organismo a la XVI Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP-16).

El encuentro tuvo lugar en ocasión del 35 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre México y Vietnam y brindó la oportunidad a ambos mandatarios de continuar el diálogo iniciado en 2008 en la Cumbre de APEC celebrada en Lima, Perú.

Ambos reconocieron que ese diálogo ha favorecido la realización de varios encuentros de alto nivel, tanto en el ámbito bilateral como en distintos foros internacionales.

Ambos líderes se refirieron a la crisis económica del año pasado y a la forma en que han desarrollado sus principales estrategias económicas para salir delante de esa coyuntura.

El presidente Calderón estuvo acompañado por la secretaria de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa Cantellano.

Notimex


 

 
 

México no ha solicitado fuerzas de paz de la ONU para la cumbre del clima COP16

Por Agencia EFE – hace 6 horas

México, 14 nov (EFE).- El gobierno de México aseguró hoy que no ha solicitado a la ONU el apoyo de fuerzas de paz para que refuercen la seguridad de la Conferencia de Cambio Climático (COP16) que se celebrará en Cancún, Caribe mexicano, del 29 de noviembre al 10 de diciembre.

"Ante versiones difundidas en el sentido de que 'las fuerzas de paz de Naciones Unidas, conocidas como cascos azules, reforzarán el escudo de seguridad de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático', el Gobierno federal" afirma que "no existe solicitud alguna" en ese sentido, dijo en un comunicado la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Agregó que "... la seguridad en el interior del recinto oficial en el que se desarrollará la Conferencia de Cambio Climático, estará a cargo de las Naciones Unidas, cuyos elementos tendrán el apoyo de las autoridades mexicanas correspondientes".

"La seguridad en la zona aledaña y en las vías de acceso al recinto oficial de la Conferencia, será responsabilidad de las autoridades federales de seguridad y del Estado de Quintana Roo, de acuerdo con su respectivo ámbito de competencia", explicó la Cancillería mexicana.

© EFE 2010. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.


 

 

 

Desmienten llegada de cascos azules a Cancún

Publicada: 14 noviembre 2010 11:50 |

Mario Vázquez Vázquez

CANCÚN.­ La Secretaría de Relaciones Exteriores desmintió que elementos de los cuerpos de paz de la ONU vayan a participar en la seguridad de la “Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático” que se llevará al cabo en Cancún dentro de dos semanas.

 En un comunicado, la SRE manifestó que no existe solicitud alguna del Gobierno de México para que los “cascos azules” se encarguen de reforzar el escudo de seguridad del encuentro.

 Además, la cancillería mexicana informó que “de conformidad con la reglamentación que rige para este tipo de conferencias internacionales, la seguridad al interior del recinto oficial en el que se desarrollará la Conferencia de Cambio Climático, estará a cargo de las Naciones Unidas, cuyos elementos tendrán el apoyo de las autoridades mexicanas correspondientes”.

 Asimismo, establece que la seguridad en la zona aledaña y en las vías de acceso al recinto oficial de la Conferencia, será responsabilidad de las autoridades federales de seguridad y del Estado de Quintana Roo, “de acuerdo con su respectivo ámbito de competencia”.

 El sábado en conferencia de prensa, el secretario estatal de Seguridad Pública, Miguel Angel Ramos Leal anunció que cuerpos de seguridad de la ONU se encargaría de la seguridad en torno al encuentro.

 El funcionario estatal informó de la presencia de los ”cascos azules” en Cancún y su zona conurbana, así como de cinco mil a seis mil elementos de las fuerzas policiales federales, estatales, municipales, Ejército y Marina que tendrán a su cargo la seguridad a partir del próximo día 25, con motivo de la Conferencia de las Partes para el Cambio Climático (COP-16).

 Posteriormente, el procurador de Justicia, Francisco Alor Quezada, confirmó que efectivos de la ONU, coordinados con fuerzas de seguridad nacional, estarán a cargo de las sedes de la cumbre, el hotel Moon Palace y el recinto ferial CancúnMesse, así como la zona hotelera.Esta mañana la Cancillería mexicana se encargó de desmentir a los dos funcionarios estatales.

 Mario Vázquez Vázquez


 

 

 

La sed en los Andes: cambio climático causa estragos en Cusco

Glaciares de Canas y Espinar se deshielan a una velocidad impresionante. Dos consecuencias más del calentamiento global

Domingo 14 de noviembre de 2010 - 10:21 am

Cracas secas. La mitad de la población de las comunidades de las provincias altas del Cusco tiene problemas de disponibilidad de agua. (Foto: Percy Ramírez/ OXFAM)

Por Nelly Luna Amancio
Enviada especial

CUSCO. Julia Cusi Hancco es una campesina de 57 años y madre de 7 hijos. Ella señala las montañas y recuerda que antes estaban cubiertas de nieve y eran un rico depósito de agua. No se siente frío en la comunidad campesina de Pampamarca, en las alturas de la provincia de Canas, Cusco. A algunas horas de distancia, cientos de empresarios peruanos se reúnen en la CADE de Urubamba para debatir sobre competitividad y otros asuntos que ayuden al Perú a seguir creciendo económicamente. No intuyen lo que pasa en estas altas tierras andinas: el agua desaparece.

El cielo azul y las nubes como pinceladas blancas se extienden sobre un interminable manto amarillo: los pastizales secos. Julia Cusi dice algo en quechua, pero no le entendemos; no es necesario. La impotencia se lee en su gesto.

Alrededor de nosotros no hay agua, no hay pasto que verdee, sino apenas algunas diminutas parcelas cultivadas. No quiere fotos, solo quiere hablar. Estamos a 3.600 metros sobre el nivel del mar. Aquí antes había chacras y ninguna mosca, hoy impera el polvo y zumban insectos propios de zonas cálidas. El clima definitivamente ha cambiado, y con ello la vida y posibilidades de la gente.

DESPLAZADOS POR LA SED
Cuando Julia Cusi era niña, el tiempo se dividía en temporadas de lluvias y secanos, y ella pastaba sus ovejas acompañada por su perro. Se tenía claro cuándo era tiempo de siembra y cuándo se debía cosechar. Con el paso de los años, las lluvias fueron reduciéndose y el tiempo de sequía se prolongó.

Elar Santander Cusi (28), hijo de Julia, comenta: “Debería llover entre setiembre y abril, pero ahora solo llueve de diciembre a febrero”. A veces ocurre algo peor: llueve en un mes lo que debería llover en tres, y ello desata inundaciones, aludes, entre otros desastres naturales.

Las estaciones –aunque suene increíble– ya no existen en las provincias más altas del Cusco, como Canas y Espinar. No solo llueve poco, también hace más calor. “Los cambios de temperatura son bruscos, hoy puede hacer sol y en la noche una helada”, explica Elar.

La inestabilidad climática ha obligado a muchos a abandonar esta hoy seca y estéril tierra. La migración por causas climáticas es cada vez más frecuente: “se van a la ciudad del Cusco o a Puerto Maldonado a trabajar en la minería ilegal”. Los que no abandonan sus tierras intentan introducir nuevos cultivos, como el maíz, propio de alturas menores.

Elar, el hijo de Julia Cusi, dice que no quisiera irse, que le gustaría estudiar ingeniería para saber cómo traer agua desde una laguna cercana. En Pampamarca, de las cinco fuentes de agua que existían, subsisten dos. La laguna (ubicada a un par de kilómetros) redujo su volumen 20%, apenas en una década. Elar calma a su madre cuando ella dice, con miedo, que tal vez pronto ya nada quede.

MUERTE Y DESEMPLEO
A seis horas en camioneta desde Pampamarca está la comunidad de Ccamanocca, en Espinar, a 4.400 m.s.n.m. En los últimos dos años murieron al menos 20 niños a causa de las heladas.

Aquí viven Sebastián Llasa y sus 7 hijos. El viento levanta con fuerza el techo de calamina de su vivienda. Los manantiales en estas zonas también se están secando.

“La escasez de agua es cada vez más evidente”, dice Jesús Gutiérrez, gerente municipal de Canas, que ha regresado a su tierra tras 20 años y ha notado el déficit del recurso. “Creo que el 30% del presupuesto de la municipalidad debería destinarse a la construcción de reservorios u otros planes de adaptación contra la sequía; los más afectados son los campesinos que viven en las comunidades más distantes”, precisa.

El comunero Alejandro Quispe explica: “Antes no necesitábamos pasto mejorado, nos bastaba con el pasto natural, antes cosechábamos papas más grandes y el ganado daba más leche. Cuando era niño, mis padres tenían buenas cosechas, nosotros ya no. Los alimentos ahora los tenemos que comprar”.

Los campesinos han decidido olvidarse de la agricultura y apostar por la ganadería. Pero a los ganaderos también les va mal. En menos de cinco años, Moisés Arqqe Soncco pasó de tener 200 cabezas de ganado a solo 7. Los animales mueren por falta de forraje, de verdes pastizales, de agua. Así, el trabajo de pastor no tiene sentido en Canas; y ha surgido el desempleo.

LA NOCHE DE LOS MOSQUITOS
Los campesinos aseguran que con los años los días soleados se han incrementado y la temperatura ha aumentado. Con el calor los mosquitos han comenzado a aparecer.

Estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que el alza de temperaturas altera la distribución geográfica de las especies transmisoras de enfermedades tropicales, como la malaria. La OMS sostiene que con una mayor temperatura el mosquito transmisor de la malaria eleva su tasa de reproducción y aumenta su longevidad.

Los estragos del cambio climático ya se padecen y observan en la emblemática región del Cusco. Julia Cusi lo sabe; los empresarios reunidos en la CADE, en Urubamba, no.

CLAVES
En las comunidades de Espinar hay preocupación por el impacto que podría tener la construcción de la represa de Angostura, que captará las aguas del río Apurímac, una de sus fuentes de agua.

En Canas y Espinar, al menos 50% de la población no tiene acceso al recurso agua.

En algunas comunidades de Canas, los manantiales se han reducido hasta en 50%. Esto ha obligado a las comunidades a emigrar hacia otros lugares.


 

 

 

El científico Javier Cristobo dice que el cambio climático es "un cajón de sastre donde todo el mundo le echa la culpa"

La institución atribuye una parte de la disminución de la anchoa y otras especies a transformaciones de sus hábitos biológicos

EUROPA PRESS. 14.11.2010

El director del Instituto Oceanográfico de Gijón, Javier Cristobo, ha señalado que el cambio climático hoy en día es "un cajón de sastre donde todo el mundo le echa la culpa" a pesar de que sus efectos no se ven de un año para otro, según él. Es más, ha apuntado que es preciso analizar una serie de datos temporales año a año para ver cómo ha cambiado unas condiciones o una determinada especie en ese tiempo.

Cristobo, en declaraciones a Europa Press, ha explicado que el Instituto que él dirige trabaja en dos series radiales, una en Cudillero, en colaboración con la Universidad de Oviedo, y otra en Gijón, en las que se muestrean periódicamente desde hace 20 años. Ahí es cómo podemos ver los cambios del océano y cómo están afectando en este caso a las poblaciones de placton, según él.

No obstante, ha señalado que el cambio ya se ve día a día en las poblaciones de placton u otras especies que están llegando, que antes no teníamos y que ahora son casi pobladores en nuestras cosas. También ha apuntado que hay algunas especies invasoras que antes no encontraban las condiciones adecuadas para mantenerse en la costa cantábrica y ahora son casi pobladores naturales. "Esto ya lo estamos viendo y, realmente, es un efecto progresivo", ha indicado.

Asimismo, ha advertido que muchas veces hablamos de cambios en especies como la anchoa o la merluza pero no se deben sólo a los efectos del cambio climático, sino que también son influencia de la sobrepesca y de que, sobre todo, estas especies migratorias cambian de sitio y de zonas de puesta de huevos. Por este motivo, es preciso, además de los efectos del cambio climático, ver el de los hábitos de la biología de la especie, que no ha descartado en que tuvieran su origen en el primero.

En el caso de la campaña de la anchoa, el Instituto cuenta con un investigador que trabaja en colaboración con otros organismos franceses y del País Vasco, con los que se reúne periódicamente para evaluar la evolución de esta especie en el Cantábrico.

El Instituto realiza muchos trabajos sobre el cambio climático, de fitoplacton y zooplacton Y del funcionamiento de las cadenas tróficas del océano, el impacto de la pesca en los fondos marinos y el conocimiento de zonas importantes, sobre todo en el Cantábrico, como puedan ser el cañón de Avilés y el Banco de Galicia y ecosistemas, tanto pelágicos como betónicos.

También hay investigadores que trabajan en otros mares, como pueda ser la participación en la próxima expedición que va a dar la vuelta al mundo 'Malaspina' o en zonas de la Antártida.

Ha destacado la relevancia de la celebración de jornadas como la Semana de la Ciencia, ya que una parte importante de la labor del científico es el conocimiento del trabajo que está haciendo y, en el caso del Oceanográfico, el de difundir el conocimiento del océano en sí y sus múltiples facetas. "Que la gente conozca un poquito más de nuestro trabajo", ha indicado.

Puertas abiertas

En este sentido, el Oceanográfico tiene programadas una serie de actividades para esta semana próxima, con jornadas de puertas abiertas dedicadas a la biodiversidad marina y las especies que viven en el Cantábrico, sobre todo en ciertas partes del océano más profundo y desconocido.

También se hará una exposición de los animales marinos que ha ido recolectando el Oceanográfico en campañas recientes en el Cantábrico, sobre todo en el cañón de Avilés. El horario de las jornadas será de 10.00 a 14.00 horas y de 16.00 y 18.00 horas de lunes a viernes. Asimismo, se mostrará el centro y los laboratorios, con la idea de mostrar el trabajo que hacen los científicos y el Oceanográfico de Gijón.


 
 

 

Gobiernos carecen de voluntad para frenar la destrucción de la tierra

Juan López de Uralde ingresó a Greenpeace en 1987. Ahí ocupó varios cargos; el último fue como director de Greenpeace-España. Justo cuando su nombre ya tenía fama mundial, renunció a Greenpeace, el 31 de agosto pasado. ¿El motivo? Crear, con otros ecologistas, el primer partido político verde en España

CONSIGNA. Cansado de cumbres que no resuelven nada, el activista español dice que si acudiera a la COP16, en Cancún, desplegaría una manta con una sola pregunta para los líderes mundiales: “Han pasado 18 años, ¿qué están esperando?” (Foto: ESPECIAL Y ARCHIVO )

Domingo 14 de noviembre de 2010 Thelma Gómez Durán | El Universalclaudiagomezd@elu niversal.com.mx

Cinco minutos fueron suficientes para que su nombre se conociera en el mundo. Ni siquiera los 23 años que formó parte de la organización Greenpeace le dieron tanta fama. Juan López de Uralde pasó a la historia por burlar las medidas de seguridad del Palacio de Christiansborg, en Copenhague, y colarse a una cena de gala que tenía como invitados a más de un centenar de jefes de Estado.

La cena era presidida por la reina de Dinamarca, Margarita II. Ahí, frente al presidente de Francia, Nicolas Sarkozy; al primer ministro británico, Gordon Brown; a la canciller alemana, Ángela Merkel; a los presidentes de España, José Luis Rodríguez Zapatero; de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, y de Venezuela, Hugo Chávez, Juan López de Uralde y su compañera activista, la noruega Nora Christiansen, desplegaron un par de pancartas en las que se leía: “Politicians talk. Leaders ACT” (Los políticos hablan. Los líderes actúan).

Fue la noche del 17 de diciembre de 2009. Sólo faltaban 24 horas para que terminara la Cumbre de la ONU sobre Cambio Climático en Copenhague. Para entonces ya se sabía que la reunión pasaría a la historia como un fracaso, por no lograr un acuerdo para combatir el cambio climático.

Por su protesta, Juan López de Uralde y cuatro activistas más fueron a dar a la cárcel durante 20 días. Se les acusó de hacerse pasar por una autoridad pública, falsedad documental y acceder de forma ilegal.

Juan López de Uralde ingresó a Greenpeace en 1987. Ahí ocupó varios cargos; el último fue como director de Greenpeace-España. Justo cuando su nombre ya tenía fama mundial, renunció a Greenpeace, el 31 de agosto pasado. ¿El motivo? Crear, con otros ecologistas, el primer partido político verde en España.

El primer paso ya lo dieron: formaron la fundación Equo.

­Su nombre se conoció por arruinarle la fiesta a la reina de Dinamarca, ¿volvería a hacerlo?

­Bueno, no por arruinarle la fiesta a la reina, sino por hacer una protesta ante más de 100 jefes de Estado. Lo que se buscó fue denunciar que, después de años de preparar un acuerdo que pusiera freno al cambio climático, los jefes de Estado habían fracasado.

­Y, ¿volvería a hacerlo?

­Millones de personas se sintieron representadas en esa protesta. Hicimos lo que teníamos que hacer. Después de cada cumbre fracasada, debería de haber una acción pacífica que pusiera de manifiesto este fracaso. Por ejemplo, con la Cumbre de los Objetivos del Milenio (realizada en septiembre pasado) de nuevo se habló de fracaso. Me hubiera gustado ver una acción de denuncia para que estas cosas no pasen desapercibidas. En ese sentido, sí volvería a hacerlo.

­¿Qué piensa de estas cumbres mundiales? ¿Ya perdieron fuerza? ­Pareciera ser que sí. El proceso para llegar a un acuerdo global contra el cambio climático comienza en la Cumbre de Río, en 1992. A pesar de que llevamos 18 años con el compromiso de los jefes de Estado de hacer frente al cambio climático, las emisiones (de gases de efecto invernadero) no paran de crecer. Desde que entramos al siglo XXI, el aumento de las emisiones se ha multiplicado por tres. Los jefes de Estado acuden rápido a resolver los problemas económicos creados por las entidades financieras, pero no son capaces, después de casi 20 años, de hacer frente a los problemas que tiene la Tierra, y eso es mucho más grave.

­¿En Copenhague decidió dejar Greenpeace y dedicarse a la política?

­Antes de la cumbre ya lo había decidido. Consideraba que ya era tiempo de hacer otras cosas, pero no había decidido qué. Con el tiempo vi que la ecología política es una asignatura por construir y me parecía que ahí había un trabajo por hacer. A eso decidí dedicar mis esfuerzos.

­¿Ecología política?

­Ecología política es el planteamiento que trata de utilizar la política para llevar los principios ecologistas a las instituciones, que esos principios impregnen el conjunto de la geopolítica del país.

­¿Qué es Equo?

­Es una fundación que pretende llevar la ecología política y la equidad social al centro del debate internacional y político en España. Es un intento de generar una plataforma de política verde que alcance la misma relevancia que tienen los partidos verdes en el resto de Europa.

­¿Por qué el lema “sustentabilidad ambiental y justicia social”?

­Nosotros entendemos que estos temas tienen una causa común: la destrucción ambiental y el modelo económico por el cual 20% de la población mundial consume 80% de los recursos naturales; mientras que el otro 80% de la población difícilmente tiene acceso a una parte de esos recursos. Los dos elementos tienen una causa común: un modelo que se basa en el crecimiento continuado sobre una base cívica que es chiquita e insostenible. Estas dos ideas nos llevan a buscar un modelo diferente. No sabemos cuál es ese modelo, pero sí creemos que hay que avanzar hacia una nueva era poscapitalista.

­¿Funcionaría un partido verde en España?

­Estoy convencido de que sí. En países como Alemania, los verdes mueven más de 20% del voto. Los partidos verdes europeos se mueven por arriba de 10% del voto.

­¿Se mira como futuro presidente de España?

­No es ese el planteamiento. Nos interesa la influencia en las políticas, más que el poder. Aunque, desde luego, si alcanzáramos la posibilidad de entrar a las instituciones, desde luego, lo valoraríamos.

­¿Conoce al Partido Verde Ecologista de México?

­No, no lo conozco.

­¿Existe una moda verde? Muchas empresas han tomado lo “verde” como parte de su publicidad, y en realidad son muy contaminantes.

No creo que exista una moda verde. Creo que existe una verdadera preocupación de los ciudadanos por la progresiva destrucción de nuestro medio ambiente. Y sí, (de algunas compañías) hay un lavado de imagen y eso hay que denunciarlo y exponerlo, contraponiéndolo con la verdad de cómo actúan las empresas. Es una práctica que debe ser perseguida, porque sólo engaña a la opinión pública y al consumidor.

­¿Qué opina de Al Gore?

­Al Gore logró llevar el tema (del cambio climático) a niveles a los que no se había llegado. Pero me parece que se quedó a mitad de camino. Creo que debió haber seguido y trabajar mucho más con las bases ecologistas de los diferentes países para conseguir que el movimiento contra el cambio climático se fortaleciera.

­Cuando se encuentra con alguno de los escépticos del cambio climático, ¿qué les dice?

­Que son unos irresponsables, que lo que hacen es un auténtico crimen contra la humanidad. Ellos saben que no están manejando los datos reales que la ciencia maneja, que lo único que pretenden es servir a los intereses de las empresas de los combustibles fósiles.

­En su libro “La venganza de la Tierra”, el científico inglés James Lovelock dice que la única forma de frenar el cambio climático es usando energía nuclear. ¿Qué opina?

­Que es totalmente erróneo. Lovelock es un autor que ha dicho muchas verdades, pero también ha cometido grandes errores. Uno de ellos es su apoyo a la energía nuclear. La energía nuclear, en este momento, sólo produce 5% del total de la energía que la humanidad consume y sólo puede producir muy poquito más, entre otras cosas, porque las reservas de uranio globales, según la propia industria nuclear, sólo darían para 80 años. Por lo tanto, la energía nuclear no es ni será una alternativa real a la actual crisis energética.

­¿El cambio climático se está convirtiendo en el villano favorito?

­El cambio climático, indudablemente, está incrementando el número de catástrofes naturales que estamos viviendo en el planeta Tierra. Eso no quiere decir que cada una de las catástrofes naturales sea consecuencia del cambio climático, pero sí que la frecuencia es mayor y, por lo tanto, es un elemento a combatir y a poner en consideración. Lo que más me alarma no es que se achaque todo al cambio climático, sino que no se hace nada. Todos sabemos las consecuencias del cambio climático, de su gravedad, sin embargo, las emisiones no paran de aumentar.

­¿Lograr un acuerdo internacional para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero se convirtió en una utopía?

­El problema es que estamos viendo una escalada mayor de poder de las corporaciones y una reducción de poder de los gobiernos. Esta realidad hace cada vez más difícil que los gobiernos puedan poner coto a los desmanes ambientales. En el pasado ha habido acuerdos internacionales ­por ejemplo, para proteger la capa de ozono­ que han sido muy efectivos. Sin embargo, en la actualidad el poder corporativo impide que se avance en un acuerdo contra el cambio climático. Los gobiernos tienen que retomar el control de la situación; dar un puñetazo en la mesa y obligar a reducir las emisiones a través de un acuerdo internacional. Si no lo hacen, es que no hay voluntad política.

­¿Qué deben hacer los ciudadanos?

­Los ciudadanos tenemos que continuar presionando, demandando a los gobiernos ­de todos los niveles­ y a los líderes mundiales. Para que se den los cambios que son necesarios ­como el cambio en el modelo energético, en el transporte, en el urbanismo, en la preservación de los espacios naturales­ se necesita presionar desde abajo, a nivel local. Sólo así la sustentabilidad estará en la cultura política de nuestros países.

­¿Cómo mira la próxima cumbre que se realizará en Cancún, la COP16?

­Con un cierto grado de indignación. Me parece que la comunidad internacional ha dejado pasar otro año. Pareciera que existe una especie de consenso para que en México tampoco se llegue a ningún acuerdo.

­¿Qué piensa del papel que realiza México como país anfitrión de la COP16?

­Creo que hay un abismo entre el discurso del gobierno mexicano, sobre la importancia de la cumbre, y la realidad en su política doméstica, la cual va en el sentido de aumentar las emisiones (de gases de efecto invernadero). Hasta donde conozco, no se están dando los pasos necesarios para, por ejemplo, hacer un cambio drástico en la política energética, un cambio que mueva a México hacia las energías renovables, un campo donde, por cierto, su nación tiene un gran potencial. Y las energías renovables no sólo generan energía, sino también empleos e industrias; ingresos para un país.

­Ante los fracasos internacionales, ¿no se corre el riesgo de que el término “cambio climático” se convierta sólo en una frase más?

­Sí es un riesgo. De ahí la urgencia de avanzar. En esta ruta de cumbres fracasadas, la gente mira cada vez más a estas reuniones con mayor lejanía y con mayor escepticismo. Esto es dramático, porque no hay alternativa a un acuerdo multilateral. La solución del cambio climático no va a venir del Grupo de los 12 ni del Grupo de los 8 o del Grupo de los 20; tiene que venir del conjunto de los países.

­Si usted asistiera a la Cumbre de Cancún y decidiera “colarse” a una cena de gala organizada por Felipe Calderón, ¿qué frase llevaría la pancarta que desplegaría?

­Todavía no tengo decidido si iré o no a la Cumbre de Cancún, porque realmente estoy un poco cansado de la falta de acción real en estas reuniones internacionales. Pero en caso de que asistiera y si llevara una pancarta, diría algo así como: “Han pasado 18 años, ¿qué están esperando?”.


 


 

Iglesia llama a reflexionar por cambio climático

Domingo 14 de noviembre de 2010 El Universal

Para la Iglesia católica el calentamiento global constituye una oportunidad inmejorable para que la humanidad reflexione, reconozca sus equívocos y cambie su forma de vida, afirmó el especialista en educación popular Ivo Poletto.

El experto que por más de 30 años ha colaborado con la Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil en el área de Pastoral de la Tierra, indicó que en opinión del clero ese fenómeno es resultado de la acción del hombre que ha seguido y mantiene un desarrollo predatorio.

Advirtió que de no haber un cambio en el curso de los acontecimientos, con los actuales esquemas de producción y consumo, en menos de cien años la vida será imposible en la tierra en la forma como la conocemos.

Poletto, especialista del Foro Sobre el Cambio Climático para la Pastoral Social, fue invitado por los obispos mexicanos para asesorarlos en la preparación del pronunciamiento que harán en la 16 Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP-16) , que se celebrará en Cancún.

Expuso que la situación de la tierra en el tiempo actual es semejante a la de la antigua Nínive, cuya civilización desapareció de la faz de la tierra debido a los excesos y a la falta del cuidado de los recursos naturales que tenían a su alcance.

Ivo Poletto dijo que los cambios climáticos de los últimos años, que se han reflejado en lluvias torrenciales en cortos periodos, sequías prolongadas, deterioro de los suelos y otros fenómenos igualmente dañinos, son las evidencias visibles de lo que está pasando.

El asesor de la Iglesia católica enfatizó que el consenso al que llegaron los más de dos mil 800 científicos reunidos en el Panel Intergubernamental sobre Cambios Climáticos es que esos fenómenos son resultado de la acción del hombre.

Sostuvo además que el ansia generalizada de progreso, junto con las injusticias y las desigualdades existentes, es lo que ha llevado al planeta Tierra a un profundo desequilibrio. (Notimex)


 

 

 

Clima: Calderón multiplica contactos en APEC de cara a Conferencia de Cancún.

13 de Noviembre de 2010 • 22:25hs

El presidente mexicano Felipe Calderón multiplicó el domingo en el cierre de la cumbre de la APEC en Yokohama (sur de Tokio) los contactos bilaterales con líderes de cara a la próxima conferencia de la ONU de lucha contra el cambio climático en Cancún.

Calderón se reunió con el primer ministro neocelandés John Key, su homóloga australiana Julia Gillard y el jefe de Estado vietnamita Nguyen Minh Triet, presentes en Yokohama para la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), informó el gobierno mexicano.

En su primer encuentro con Julia Galliard, Calderón discutió sobre el modo de "concretar acuerdos internacionales que impliquen el establecimiento de metas de reducción más ambiciosas que las actuales", teniendo en cuenta que Australia es un "interlocutor privilegiado en las negociaciones sobre cambio climático".

De su lado, Galliard se refirió a los trabajos del recientemente inaugurado Instituto de Secuestro de Carbono, cuyo objetivo es capturar gases de efecto invernadero que se emiten en la extracción de gas y petróleo, siempre según el gobierno mexicano.

Calderón también se entrevistó con el neocelandés John Key, con quien repasó lo discutido en la reunión preparatoria de Cancún realizada a principios de noviembre en México, en la que el ministro de Comercio y jefe negociador del país de Oceanía, Tim Groser, tuvo una importante participación.

Durante el encuentro, Calderón expresó además su interés en "ampliar los vínculos de cooperación económica y comercial con Nueva Zelanda", indicó el gobierno mexicano.

Por último, Calderón se entrevistó con el presidente vietnamita Nguyen Minh Triet, a quien invitó a participar activamente en las reuniones sobre cambio climático.

Calderón indicó el sábado en Yokohama que espera "resultados sin precedentes" aunque no un tratado vinculante en Cancún, tras el apoyo recibido la víspera de parte del G20.

Calderón dijo ser "moderadamente optimista" para Cancún a raíz de los avances en varias áreas, como transferencia de tecnologías y adaptación de los países pobres y en desarrollo, en una presentación ante empresarios al margen de la cumbre de la APEC.

En menos de tres semanas, los representantes de 194 países intentarán por segunda vez alcanzar un acuerdo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero después de 2012, tras el fracaso de la conferencia de Copenhague del años pasado.

mar/Arp

AFP


 

 

 

 

Recomienda CEPAL examinar nexos entre agricultura y cambio climático

Publicado el Domingo 14 de Noviembre de 2010

Por Marcel Garcés. Corresponsal

Santiago, 14 Nov (Notimex).-
La relación entre el cambio climático y la agricultura debe estar presente en la agenda de la Conferencia de las partes de Cambio Climático (COP16) que se realizará en Cancún, México, aseveró hoy el experto de la CEPAL, Adrián Rodríguez.

El economista costarricense dijo a Notimex que “en las negociaciones sobre el cambio climático y la mitigación de sus efectos no ha estado de manera prominente el tema de las consecuencias de éste sobre la agricultura”.

“Se trata de un tema relevante, en particular para América Latina y el Caribe, que es una región rica en biodiversidad y donde además hay ciertos países que juegan un rol destacado como productores de alimentos”, apuntó.

Rodríguez, oficial a cargo de la Unidad de Desarrollo Agrícola de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), agregó que la región cumple un papel destacado en la provisión de servicios ambientales globales.

Advirtió que países como Brasil y Argentina, y de manera creciente Paraguay y Uruguay, podrían ver afectada en forma negativa su agricultura de exportación y su rol de proveedores mundiales de alimentos por el cambio climático.

“Una cosa es clara: en términos netos, América Latina y el Caribe es una región que no contribuye a la generación de gases de efecto invernadero y sus efectos negativos, que es mucho más amplio en responsabilidades en el mundo desarrollado”, agregó.

El experto de la CEPAL indicó que “es un tema que debería estar más presente, pero es un tema donde las posiciones de negociación la deciden los países desarrollados, que ya hicieron fracasar la Cumbre de Copenhague”.

Subrayó que la relación entre agricultura y cambio climático tiene otra serie de implicaciones “que deben ser tenidas en cuenta por la comunidad internacional y los Estados”.

Las consecuencias negativas del cambio climático sobre la producción agrícola pueden perjudicar o dificultar el comercio internacional, así como intensificar la pobreza y el hambre con sus consiguientes efectos económico-sociales.

Acotó que también necesitan una mirada conjunta algunos temas como los efectos del cambio climático sobre las cuencas hidrográficas, que a veces incluyen a varios países, así como la permeabilidad de las fronteras y la coordinación en los planes de infraestructura.

Rodríguez apuntó que los países líderes de América Latina deberían “hacer oír su voz” como región en la cita COP16 de Cancún, la cual se desarrollará del 29 de noviembre al 10 de diciembre próximo en esa ciudad mexicana.


 

 

 

más vinculados a red de secuestros en Cancún »

Editor

Llegaron primeros altermundistas a Cancún, por el gusto de...viajar

Cancún | Medio Ambiente

A bordo de un camión movido por aceite vegetal de desecho, alrededor de las dos de la tarde del sábado, llegó a Cancún el primer grupo de altermundistas, se trata de "Soulfire Project", jóvenes que desde hace un año salieron de Oregón, Estados Unidos, con el único propósito de viajar y hacer arte.

Nov 13 2010

CANCÚN, MX.- A bordo de un camión movido por aceite vegetal de desecho, alrededor de las dos de la tarde de hoy, llegó a Cancún el primer grupo de altermundistas, se trata de "Soulfire Project", jóvenes que desde hace un año salieron de Oregón, Estados Unidos, con el único propósito de viajar y hacer arte, dijo Leo Cooper Morgan.

"Este proyecto e inspiración de hacerlo vino del querer viajar, hacer arte, tener una casa móvil; luego nos dimos cuenta que podíamos convertirlo (el autobús) a aceite vegetal, y desde allí empezamos a hacerlo más sustentable (...)", comentó Cooper a la pregunta de si su organización había logrado algún cambio en la sociedad.

Sin pretensiones, el joven reconoce que el viaje de un año, desde Oregón, les ha dado la oportunidad de "mostrar lo que hemos hecho para vivir mejor con el medio ambiente, de vivir más en armonía con la madre tierra".

A su paso, según explicó, se detienen en los grandes restaurantes para pedir que les regalen el aceite vegetal, que comúnmente se desecha, y que en muchos casos, es arrojado directamente al drenaje: "cuando les pedimos el aceite, primero la gente nos mira, y (pregunta) ¿qué, qué van a hacer con el aceite?, y (sí luego) no los dan", comenta Leo Cooper, desarrollador del proyecto del autobús.

Desde noviembre del año pasado, que salieron del vecino país del norte, hasta hoy, que arribaron a la Plaza de la Reforma en Cancún, Leo Cooper y su grupo cree que con su autobús ha conseguido cambiar la mentalidad de las personas que conocen el automotor, "les enseña que es posible usar otro tipo de combustible y tener otro tipo de vida, estamos cambiando por los menos la mente y el corazón, aunque sea de una pequeña manera", mostrando a la gente que tenemos un coche de aceite reciclado, usando una cosa que normalmente se tira, que a veces daña; y así, no beneficiamos a las empresas que están extrayendo petróleo de todos lados".

La adaptación del motor del autobús le llevó a Cooper alrededor de un año, y su rendimiento, según detalló, es de alrededor de 8 millas por galón, un poco menos del rendimiento que el diesel proporciona a los automotores de este tipo, que son aproximadamente 9 millas por galón. El autobús está equipado con camarote, cocina y un panel solar para recargar baterías, además de múltiples plantas que adornan la parte frontal.

"Soulfire Project" es uno de los grupos de altermundistas que se establecerán en la Ruta de los cenotes, en Puerto Morelos. (Noticaribe)

13 de Noviembre 2010


 



 

Mayor vulnerabilidad de las mujeres frente al cambio climático

El cambio climático es un fenómeno científicamente comprobado que tiene un efecto general en la población, pero su impacto depende, en gran medida, de la desigualdad en el grado de exposición de las personas y las comunidades.

Hablar de desigualdad significa que mujeres y hombres enfrentan diferentes condiciones sociales, culturales y económicas, las cuales están relacionadas con el actual modelo de desarrollo que ha profundizado la marginación y la pobreza.

La asesora principal en Género del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Itzá Castañeda Camey, expuso que este telón de fondo revela que las condiciones de exclusión de muchas mujeres rurales y urbanas las hace estar más expuestas a los efectos del cambio climático.

Opinó que las profundas desigualdades son causadas por diversos factores, entre estos: la carga de trabajo, los bajos salarios, la violencia sistemática, la poca participación en la toma de decisiones y las limitaciones en el acceso a los recursos productivos.

Investigaciones de la Alianza Global de Género y Cambio Climático (GGCA, por sus siglas en inglés) han comprobado que las mujeres viven de forma diferenciada los efectos del cambio climático.

Casi 80 por ciento de las muertes en el Tsunami de Asia fueron mujeres, pese a ello, la ayuda para la recuperación, en muchos casos, sólo fue para hombres jefes de hogar, debido a que ellas no eran propietarias de la tierra, citó.

La mayoría de las víctimas del huracán Katrina, en Estados Unidos fueron mujeres afro-americanas, así como sus hijas e hijos. Las recientes inundaciones en Veracruz dejaron a muchas mujeres jefas de familia sin casa, incrementando su pobreza patrimonial.

Castañeda Camey destacó que el tema de cambio climático y desigualdad de género, está muy vinculado con otras crisis como la del agua, los alimentos, la energía y la salud.

Ello, porque dichos problemas de impacto mundial generan otros como sequía, desertificación y contaminación de los recursos hídricos, lo cual disminuye el acceso al agua e implica más tiempo para colectar, almacenar, tratar y distribuir este líquido vital, una tarea que históricamente ha sido de las mujeres.

Además de los problemas hídricos, se prevé que “el cambio climático reducirá el rendimiento de las cosechas y la producción de alimentos en algunas regiones, particularmente en los trópicos”, un tema preocupante, ya que afecta la seguridad alimentaria.

Información del PNUD revela que las mujeres tienen los conocimientos necesarios para el mantenimiento de la biodiversidad, a través de la conservación y la domesticación de semillas de plantas silvestres comestibles, pero “hay que recuperar sus saberes y conocimientos”.

Con relación a la energía, el alto consumo de ésta no es homogéneo, y se relaciona con el poder adquisitivo de las personas. Por ello la especialista señala que la equidad y justicia en las negociaciones internacionales es fundamental para lograr una transición a sistemas energéticos sustentables y accesibles para todas y todos.

Precisa que mujeres y hombres tienen diferentes responsabilidades en la gestión de los recursos forestales, debido a que tienen papeles distintos en la siembra, protección y cuidado de las plantas y viveros.

Las mujeres están más presentes en la reforestación y deforestación porque la migración masculina ha hecho que ellas sean las encargadas de estas tareas pese a no ser propietarias de la tierra, afirma.

Consideró que en las próximas negociaciones en la 16 Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP-16) se deberá posicionar la desigualdad de género como un tema de desarrollo y por ende de la agenda climática.

Existen innumerables mandatos globales que demandan la incorporación de la perspectiva de género en las discusiones relacionadas al cambio climático y su gobernanza, esto incluye los instrumentos que tienen que ver con derechos humanos, igualdad de género, desarrollo sostenible y ambiente, y reducción del riesgo de desastres.

Castañeda Camey refiere que dado que las mujeres desempeñan un papel importante en estrategias como la llamada Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de Bosques, se debe asegurar que dichas acciones cumplan con los acuerdos internacionales y nacionales sobre equidad e igualdad de género.

Es prioridad que incluyan la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW), con lo cual se aseguraría su participación en los procesos de elaboración de políticas públicas, dijo.

Igualmente, es necesario generar herramientas y metodologías para transversalizar el género en las iniciativas de cambio climático a nivel nacional, regional e internacional (políticas públicas).

Una recomendación viable es asegurar que todos los mecanismos de financiamiento e instrumentos asociados con el cambio climático incluyan el empoderamiento de las mujeres en todas las etapas, desde el diseño, la implementación y el monitoreo, hasta la evaluación.



Anayeli García Martínez, Milenio, 14 de noviembre.

Cambio Climático
Medios México domingo 14 de noviembre de 2010 0 comentarios


 

 

Piden nuevo régimen sobre cambio climático

Por: Trinidad Moreno González., Domingo, 14 de Noviembre de 2010

Se señala la necesidad de llegar a un acuerdo en innovación y transferencia de tecnología para establecer un nuevo régimen sobre el cambio climático

El Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Juan Rafael Elvira Quesada, señaló la necesidad de llegar a un acuerdo en innovación y transferencia de tecnología para establecer un nuevo régimen sobre el cambio climático, ya que sin soluciones tecnológicas apropiadas, no se podrán crear estrategias eficaces y eficientes de mitigación y de adaptación.

Al copresidir el Diálogo Ministerial de Delhi sobre Tecnologías para Cambio Climático en donde participó con el tema “Un mecanismo de Tecnología”, en Nueva Delhi,el funcionario federal dijo que el avance de transferencia de tecnología debe infundir progreso en el resto de las áreas que se requiere implantar en los acuerdos climáticos como es la adaptación, el mecanismo Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de los Bosques (REDD plus), la agricultura y el financiamiento.

Durante su intervención, Elvira Quesada comentó que “la nueva tecnología es la manera más eficaz de descarbonizar a las sociedades” y consideró que esto conlleva a avanzar por lo menos en cinco temas como son; una promoción eficaz de tecnologías con poco carbono en el ámbito global y nacional; enfocarse al establecimiento de reglas, desarrollo de capacidades y arreglos institucionales para no obstaculizar la adopción de estas tecnologías; impartir asesorías sobre las necesidades de tecnología bajo criterios de rentabilidad.

“Es de gran importancia fortalecer e incrementar el monto y acceso a recursos financieros para detonar la transición hacia el uso de nuevas tecnologías; es necesario enfocar esfuerzos en la parte relacionada con elementos sociales y culturales específicos de cada país; y capacitar en el uso de tecnologías verdes para la adaptación climática”, destacó.

Entre las propuestas de la Reunión Ministerial destaca el impulso al desarrollo, despliegue y transferencia de tecnologías amigables con el medio ambiente para diversos sectores como es la agricultura, la salud y las energías renovables.

“El potencial de la nueva tecnología no se ha alcanzado debido a que existe una serie de obstáculos, aunado a la falta de políticas de compensación, desarrollo de capacidades y recursos financieros”, expresó.

En aras de avanzar en el proceso de tener acuerdos tangibles en transferencia tecnológica, los gobiernos de India y de México, con el apoyo de las Naciones Unidas, organizan de forma paralela el Diálogo Ministerial Informal sobre “Cambio Climático: Mecanismo Tecnológico”, con el objetivo de contar con la implementación de un Mecanismo de Tecnología en la lucha contra este fenómeno.

El resultado de estos diálogos complementarán los trabajos de la próxima 16 Conferencia de las Partes (COP16) sobre Cambio Climático a desarrollarse del 29 de noviembre al 10 de diciembre en Cancún, Quintana Roo.


 

 

 

Clima y migración

El fenómeno mundial de la migración humana que debe ser visto por un prisma más abierto que los estrechos conceptos de seguridad nacional. El cambio climático es, por ejemplo, otro factor a tener en cuenta a la hora de comprender los motivos por el cual 214 millones de personas abandonan su tierra para buscar una vida mejor.

El Cuarto Foro Mundial sobre Migración y Desarrollo de la Organización de Naciones Unidas (ONU) realizado hace unos días en México reveló detalles y realidades que, a pesar de las distancias y las culturas, son muy similares entre si. Los inmigrantes, en un mundo de grandes desigualdades, están unidos por el deseos de superación y por la necesidad de emigrar.

Sus países de origen han incumplido con la responsabilidad de proveer oportunidades a su población, aunque cada vez es más difícil en muchas regiones por el cambio de clima y la degradación ambiental.

Los desastres ligados al clima están dañando las posibilidades económicas, obligando la emigración. En México, por ejemplo, se estima que una tercera parte de sus municipios están en zona de huracanes uno de cada tres mexicanos vive en zonas propensas a inundaciones.

Los inmigrantes, por otra parte, tienen la característica en general de ser relativamente más jóvenes que la edad promedio del país que los recibe. Estos trabajadores, tanto en Europa como en Estados Unidos, hacen un aporte significativo con sus impuestos a los sistemas de jubilación nacionales. Sin embargo, pese a sus contribuciones, los inmigrantes son blancos del abuso, del prejuicio, la discriminación y la violencia. La vulnerabilidad del trabajador extranjero ante la sociedad es una constante alrededor del mundo. En ocasiones su mera presencia es considerada como una amenaza a la seguridad nacional cuando la mano de obra inmigrante ya no es necesaria.

Las reuniones internacionales como el foro de la ONU son importantes para comprender la universalidad de la condición del inmigrante. La manera de valorarlo es mediante leyes migratorias que reconozcan su aporte, a través de acuerdos laborales y regularizando los flujos migratorios para garantizarles mayor seguridad.

El fenómeno mundial de la migración humana que debe ser visto por un prisma más abierto que los estrechos conceptos de seguridad nacional. El cambio climático es, por ejemplo, otro factor a tener en cuenta a la hora de comprender los motivos por el cual 214 millones de personas abandonan su tierra para buscar una vida mejor.

El Cuarto Foro Mundial sobre Migración y Desarrollo de la Organización de Naciones Unidas (ONU) realizado hace unos días en México reveló detalles y realidades que, a pesar de las distancias y las culturas, son muy similares entre si. Los inmigrantes, en un mundo de grandes desigualdades, están unidos por el deseos de superación y por la necesidad de emigrar.

Sus países de origen han incumplido con la responsabilidad de proveer oportunidades a su población, aunque cada vez es más difícil en muchas regiones por el cambio de clima y la degradación ambiental.

Los desastres ligados al clima están dañando las posibilidades económicas, obligando la emigración. En México, por ejemplo, se estima que una tercera parte de sus municipios están en zona de huracanes uno de cada tres mexicanos vive en zonas propensas a inundaciones.

Los inmigrantes, por otra parte, tienen la característica en general de ser relativamente más jóvenes que la edad promedio del país que los recibe. Estos trabajadores, tanto en Europa como en Estados Unidos, hacen un aporte significativo con sus impuestos a los sistemas de jubilación nacionales. Sin embargo, pese a sus contribuciones, los inmigrantes son blancos del abuso, del prejuicio, la discriminación y la violencia. La vulnerabilidad del trabajador extranjero ante la sociedad es una constante alrededor del mundo. En ocasiones su mera presencia es considerada como una amenaza a la seguridad nacional cuando la mano de obra inmigrante ya no es necesaria.

Las reuniones internacionales como el foro de la ONU son importantes para comprender la universalidad de la condición del inmigrante. La manera de valorarlo es mediante leyes migratorias que reconozcan su aporte, a través de acuerdos laborales y regularizando los flujos migratorios para garantizarles mayor seguridad.


 
 

Bonos de carbono en Guatemala

Sonará extraño para algunos pensar que para paliar la crisis financiera nos tocará responder al cambio climático con inmediatez. Sin embargo, si no tomamos el factor “cambio climático” para calcular los presupuestos de cualquier área en que nos movamos, estaremos cometiendo un grave error.

VIDA AMOR DE PAZ

Si Guatemala sigue descuidando sus bosques y biodiversidad, se verá sumergida en un panorama desolador ante el cambio climático por el aumento de calor y las sequías que conlleva la deforestación. En un país como Guatemala, cuya vocación es forestal, es a los bosques a los que les debiéramos de apostar. Por ende, recurrir a los bonos de carbono para paliar el cambio climático es la más sabia opción.

Sabemos que el cambio climático ha sido ocasionado en una gran mayoría por los seres humanos, según el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC), principalmente por el aumento de los gases efecto invernadero (GEI). El mayor responsable del calentamiento global es el dióxido de carbono (CO2) por el combustible fósil, pero los incendios forestales y la deforestación son responsables del 20 por ciento del calentamiento global de la Tierra. Según Lucio Pedroni, experto en la venta de bonos de carbono a nivel internacional, tan solo en Guatemala vemos una deforestación tan exorbitante al producir un 50 por ciento del calentamiento global en la zona.

El calentamiento global se debe principalmente al incremento de concentraciones de los gases efecto invernadero, tales como dióxido de carbono, metano, óxido nitroso y clorofluorocarbonos (Houghton et al., 1990, 1992). Estos gases atrapan una buena parte de la radiación infrarroja terrestre, lo que ha hecho que la temperatura en Guatemala se haya incrementado hasta 0.7 °C más. En Europa 1 °C más, y en los polos Norte y Sur son casi 3 °C más. Este calentamiento se está dando a una velocidad nunca antes vista, llegando a niveles de 390 partes por millón de dióxido de carbono (p/pm), en comparación a los niveles de 180 p/pm antes de la era industrial (EEI, 1997). Guatemala, con sus bosques llenos de biodiversidad, puede tener en sus manos parte de la solución al calentamiento global.

En dicho contexto, a través de la venta de bonos de carbono, Rainforest Alliance hace esfuerzos en Guatemala para que nuestros bosques, que son sumideros de carbono, nos ayuden a paliar los efectos del cambio climático. Prueba de ello es el Convenio de Cooperación Financiera que está por firmarse en la Ciudad de Guatemala para el Proyecto de Bonos de Carbono en el Ejido Municipal y Reserva BioItza en San José, Petén. Ojalá esta puerta que hoy se abre permita a los guatemaltecos vislumbrar las oportunidades que tenemos con los bosques que nos quedan y nos volquemos a una nueva era de compromiso para con nuestra Madre Naturaleza.


 
 

La sed en los Andes: cambio climático causa estragos en Cusco

Glaciares de Canas y Espinar se deshielan a una velocidad impresionante. Dos consecuencias más del calentamiento global

Domingo 14 de noviembre de 2010 - 10:21 am

Cracas secas. La mitad de la población de las comunidades de las provincias altas del Cusco tiene problemas de disponibilidad de agua. (Foto: Percy Ramírez/ OXFAM)

Por Nelly Luna Amancio
Enviada especial

CUSCO. Julia Cusi Hancco es una campesina de 57 años y madre de 7 hijos. Ella señala las montañas y recuerda que antes estaban cubiertas de nieve y eran un rico depósito de agua. No se siente frío en la comunidad campesina de Pampamarca, en las alturas de la provincia de Canas, Cusco. A algunas horas de distancia, cientos de empresarios peruanos se reúnen en la CADE de Urubamba para debatir sobre competitividad y otros asuntos que ayuden al Perú a seguir creciendo económicamente. No intuyen lo que pasa en estas altas tierras andinas: el agua desaparece.

El cielo azul y las nubes como pinceladas blancas se extienden sobre un interminable manto amarillo: los pastizales secos. Julia Cusi dice algo en quechua, pero no le entendemos; no es necesario. La impotencia se lee en su gesto.

Alrededor de nosotros no hay agua, no hay pasto que verdee, sino apenas algunas diminutas parcelas cultivadas. No quiere fotos, solo quiere hablar. Estamos a 3.600 metros sobre el nivel del mar. Aquí antes había chacras y ninguna mosca, hoy impera el polvo y zumban insectos propios de zonas cálidas. El clima definitivamente ha cambiado, y con ello la vida y posibilidades de la gente.

DESPLAZADOS POR LA SED
Cuando Julia Cusi era niña, el tiempo se dividía en temporadas de lluvias y secanos, y ella pastaba sus ovejas acompañada por su perro. Se tenía claro cuándo era tiempo de siembra y cuándo se debía cosechar. Con el paso de los años, las lluvias fueron reduciéndose y el tiempo de sequía se prolongó.

Elar Santander Cusi (28), hijo de Julia, comenta: “Debería llover entre setiembre y abril, pero ahora solo llueve de diciembre a febrero”. A veces ocurre algo peor: llueve en un mes lo que debería llover en tres, y ello desata inundaciones, aludes, entre otros desastres naturales.

Las estaciones –aunque suene increíble– ya no existen en las provincias más altas del Cusco, como Canas y Espinar. No solo llueve poco, también hace más calor. “Los cambios de temperatura son bruscos, hoy puede hacer sol y en la noche una helada”, explica Elar.

La inestabilidad climática ha obligado a muchos a abandonar esta hoy seca y estéril tierra. La migración por causas climáticas es cada vez más frecuente: “se van a la ciudad del Cusco o a Puerto Maldonado a trabajar en la minería ilegal”. Los que no abandonan sus tierras intentan introducir nuevos cultivos, como el maíz, propio de alturas menores.

Elar, el hijo de Julia Cusi, dice que no quisiera irse, que le gustaría estudiar ingeniería para saber cómo traer agua desde una laguna cercana. En Pampamarca, de las cinco fuentes de agua que existían, subsisten dos. La laguna (ubicada a un par de kilómetros) redujo su volumen 20%, apenas en una década. Elar calma a su madre cuando ella dice, con miedo, que tal vez pronto ya nada quede.

MUERTE Y DESEMPLEO
A seis horas en camioneta desde Pampamarca está la comunidad de Ccamanocca, en Espinar, a 4.400 m.s.n.m. En los últimos dos años murieron al menos 20 niños a causa de las heladas.

Aquí viven Sebastián Llasa y sus 7 hijos. El viento levanta con fuerza el techo de calamina de su vivienda. Los manantiales en estas zonas también se están secando.

“La escasez de agua es cada vez más evidente”, dice Jesús Gutiérrez, gerente municipal de Canas, que ha regresado a su tierra tras 20 años y ha notado el déficit del recurso. “Creo que el 30% del presupuesto de la municipalidad debería destinarse a la construcción de reservorios u otros planes de adaptación contra la sequía; los más afectados son los campesinos que viven en las comunidades más distantes”, precisa.

El comunero Alejandro Quispe explica: “Antes no necesitábamos pasto mejorado, nos bastaba con el pasto natural, antes cosechábamos papas más grandes y el ganado daba más leche. Cuando era niño, mis padres tenían buenas cosechas, nosotros ya no. Los alimentos ahora los tenemos que comprar”.

Los campesinos han decidido olvidarse de la agricultura y apostar por la ganadería. Pero a los ganaderos también les va mal. En menos de cinco años, Moisés Arqqe Soncco pasó de tener 200 cabezas de ganado a solo 7. Los animales mueren por falta de forraje, de verdes pastizales, de agua. Así, el trabajo de pastor no tiene sentido en Canas; y ha surgido el desempleo.

LA NOCHE DE LOS MOSQUITOS
Los campesinos aseguran que con los años los días soleados se han incrementado y la temperatura ha aumentado. Con el calor los mosquitos han comenzado a aparecer.

Estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que el alza de temperaturas altera la distribución geográfica de las especies transmisoras de enfermedades tropicales, como la malaria. La OMS sostiene que con una mayor temperatura el mosquito transmisor de la malaria eleva su tasa de reproducción y aumenta su longevidad.

Los estragos del cambio climático ya se padecen y observan en la emblemática región del Cusco. Julia Cusi lo sabe; los empresarios reunidos en la CADE, en Urubamba, no.

CLAVES
En las comunidades de Espinar hay preocupación por el impacto que podría tener la construcción de la represa de Angostura, que captará las aguas del río Apurímac, una de sus fuentes de agua.

En Canas y Espinar, al menos 50% de la población no tiene acceso al recurso agua.

En algunas comunidades de Canas, los manantiales se han reducido hasta en 50%. Esto ha obligado a las comunidades a emigrar hacia otros lugares.




En juego, credibilidad de la ONU en la COP-16, afirma Calderón en Twitter

Este sábado, cuando aún se encontraba en la Cumbre del APEC, en Yokohama, Japón, el mandatario mexicano tuiteó de forma activa sobre las consecuencias del cambio climático y lo que se espera del encuentro en Cancún.

Dom, 14/11/2010 - 14:03

Foto: Tomada de Twitter/@FelipeCalderon

Ciudad de México.- A 15 días de que se lleve a cabo la Cumbre sobre Cambio Climático COP-16 en Cancún, el presidente Felipe Calderón dijo a través de su Twitter (@FelipeCalderon) que “está en juego el futuro del sistema multilateral y la credibilidad de la ONU”.

Este sábado, cuando aún se encontraba en la Cumbre del APEC, en Yokohama, Japón, el mandatario mexicano tuiteó de forma activa sobre las consecuencias del cambio climático y lo que se espera del encuentro en Cancún.

“México impulsa en la COP-16 acciones inmediatas: mitigación, adaptación, tecnología y financiamiento al cambio climático”, escribió Calderón.
El presidente dijo que el cambio climático es el reto global de la época y que, ningún país se escapa a sus efectos ni puede resolverlo solo.

En la ponencia “Crecimiento verde” durante la Cumbre del G-20, realizada en Seúl, Corea del Sur, el 11 y 12 de noviembre, el presidente mexicano dijo a dirigentes del sector empresarial que la participación de consorcios relacionados con energía verde “será clave para mostrarle a los países, a los gobiernos y a la sociedad, que hay nuevas opciones para el desarrollo sustentable”.

Aseguró en la red social que uno de los temas que ha impulsado ha sido el del cambio climático y la importancia de retomar compromisos para el desarrollo sustentable.

“El cambio climático explica fenómenos sin precedentes este año: incendios en Rusia, inundaciones en Asia, sequía en África, huracanes…”, publicó Calderón. Y, agregó:
1. La concentración de carbono en la atmósfera en 150 años ha aumentado 60% sobre lo acumulado en miles de años antes.

2. La temperatura promedio de la tierra ha aumentado 1grado C en el último siglo. Por eso el nivel del mar ha crecido casi 2 mm anuales

3. Científicos han determinado que hay correlación entre el calentamiento global (que es un hecho) con el aumento de emisiones de carbono

4. El calentamiento global a su vez está provocando el cambio climático que se está registrando en todo el mundo.

  • Jimena Campuzano




Red Mexicana de Acción frente al Libre Comercio (RMALC)
Godard 20
Colonia Guadalupe Victoria
CP. 07790, México. D.F.
Tel/fax: 53560599 y 53564724
www.rmalc.org.mx

Difusiondialogoesmex mailing

Entradas populares