CONSEJO DE LOS PUEBLOS DE OCCIDENTE





*SIGUEN ASESINANDO A DIRIGENTES EN DEFENSA DE LA TIERRA

Tres personas más fueron asesinadas ayer en horas de la tarde en el municipio de Ocos, departamento de San Marcos; Carlos Noel Maldonado, Leandro Maldonado y Ana María Lorenzo Escobar, eran dirigentes de la comunidad Limoncitos, quienes luchaban contra los atropellos de la empresa española Unión Fenosa, la nacionalización de le energía eléctrica y la defensa del agua.

En menos de tres meses suman 7 compañeros y compañeras asesinadas en San Marcos, sin embargo; las autoridades correspondientes no hacen nada para esclarecer los hechos y castigar a los responsables materiales e intelectuales.

Hasta donde va llegar esta situación?, donde está el estado de derechos?, de que democracia estamos hablando?; Hasta cuando el gobierno, los diputados y los jueces, en lugar de escuchar los reclamos legítimos de los pueblos, siguen comprometiendo nuestra soberanía nacional a empresas transnacionales, operando a favor de los intereses de la oligarquía nacional y permitiendo la criminalización de las luchas sociales.

Esta situación es consecuencia de la privatización y entrega de la energía eléctrica por parte del gobierno de Álvaro Arzú a la empresa española UNION FENOSA, necesario remarcar como origen de esta problemática. Así como es necesario señalar al estado de Guatemala, que las grandes movilizaciones manifestadas a través de las consultas comunitarias donde miles de hombres y mujeres han rechazado la explotación minera e hidroeléctricas, son precisamente acciones de prevención de conflictos mayores y constituyen un ejemplo legítimos de participación democrática y pacífica de los pueblos.


Por la Defensa de la vida y el Territorio


Ante esta situación, el Consejo de los Pueblos de Occidente, DEMANDAMOS:

Al gobierno, a los diputados, al señor Álvaro Arzú y al CACIF, como responsables directos, les exigimos establecer un mecanismo urgente para la nacionalización de la energía eléctrica en Guatemala.

Cumplimiento inmediato al informe de expertos de la OIT y las recomendaciones de las Naciones Unidas, donde se exige la suspensión de operaciones mineras en el país, así como la anulación de toda licencia o concesión de nuestros territorios aprobada por los gobiernos, sin el consentimiento de los pueblos.

Hacemos un llamado a todas las organizaciones nacionales e internacionales para poner fin a esta ola de crimines y violaciones a los derechos fundamentales de los pueblos, a través de la movilización social, campañas de solidaridad e incidencia política coordinada en diferentes niveles.

LUCHAR POR EL AGUA, ES LUCHAR POR LA VIDA

Occidente de Guatemala, marzo 23 de 2010


Entradas populares