La Junta y el juicio liquidador



PROTESTA DE ELECTRICISTAS. Trabajadores electricistas bloquearon los accesos a la hidroeléctrica ubicada en Nuevo Necaxa, Puebla, donde colocaron banderas rojinegras; el SME negó que se tratara de una toma de instalaciones Foto José Castañares






El conflicto entre Luz y Fuerza del Centro y el Sindicato Mexicano de Electricistas fue llevado por el gobierno federal ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje. El juicio interpuesto pretende dar por terminadas las relaciones laborales, individuales y colectivas, de los electricistas. Previamente, una juez otorgó la suspensión provisional a un amparo interpuesto por el sindicato. La Junta no resolvió sobre el caso, se reservó para después.
Inicio del juicio, la Junta “se reserva” resolver
Este sábado 31 de octubre, la Junta Especial número 5 de la Federal de Conciliación y Arbitraje (Junta) abrió el juicio “Conflicto Colectivo de Naturaleza Económica” para dar por terminadas las relaciones individuales y colectivas en Luz y Fuerza del Centro (LFC), a partir del decreto de extinción de la misma emitido por el gobierno federal el anterior 11 de octubre.
A la audiencia comparecieron las Partes: la empresa representada por el organismo liquidador, Sistema de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) y el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), representado por Bobadilla, secretario del trabajo, y sus abogados encabezados por Néstor de Buen.
De entrada, en la fase de “Conciliación” no hubo tal, cada una de las Partes mantuvo su posición. En consecuencia, se pasó a las siguientes fases del procedimiento “Presentación y desahogo de pruebas”. La audiencia se prolongó más de 10 horas. Al final, la Junta “se reservó”, es decir, no dictó resolución.
El comportamiento de la Junta es el normal seguido en estos casos. Siempre “se reserva” para dictaminar después. En el presente asunto la Junta tendría 30 días pero puede emitir la resolución en cualquier momento.
Días antes, la juez había emitido una “suspensión provisional” al amparo interpuesto por el sindicato. En esta “suspensión, la juez dictaminó que la Junta no debía resolver sobre el asunto hasta que la misma juez atendiera el fondo del amparo, hecho que ocurrirá el 6 de noviembre.
Durante la audiencia, un contingente de electricistas permaneció en el exterior de la Junta, fuertemente custodiada por granaderos afuera y elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP) dentro de las instalaciones.
Al término de la audiencia, Martín Esparza, se dirigió a los electricistas. Con una copia del acta levantada en la audiencia, dijo que la Junta “le había reconocido la personalidad jurídica”. No es así, la Junta reconoció la personalidad jurídica al sindicato, que no es lo mismo. Esto es así porque el sindicato sigue manteniendo el registro obtenido desde 1914 y el tema no está a discusión.
Otra cosa es el reconocimiento a Esparza que se expresa en la emisión de la llamada Toma de Nota que no ha ocurrido. Leer Más




www.fte-energia.org

Entradas populares