LA LUCHA INDEPENDIENTE

9 noviembre 2008


El FTE de México ha participado activamente en defensa de los recursos naturales de la nación. Llevamos más de tres décadas movilizados contra la antinacional política energética oficial y la privatización furtiva, en los sectores eléctrico, petrolero, del gas y del agua. Junto al pueblo de México hemos desarrollado una amplia movilización independiente contra la reforma energética inconstitucional. Aprobada ésta debemos organizarnos mejor para revertir la alarmante privatización energética en marcha y volver a re-nacionalizar a México.
Contra la privatización energética furtiva
Hace más de 30 años, inmediatamente después de la represión político-militar a la Tendencia Democrática del SUTERM, los electricistas, petroleros y nucleares democráticos, iniciamos una combativa lucha contra la política petrolera oficial, basada en la cuantiosa extracción de petróleo crudo destinada en su mayor parte a la exportación hacia los Estados Unidos. Organizados en el Frente Nacional en Defensa de los Recursos Naturales realizamos relevantes acciones.
El 16 de julio de 1976, había sido interrumpida violentamente la integración de la industria eléctrica, misma que habíamos logrado en su mayor parte al haberse interconectado el sistema eléctrico nacional casi en su totalidad. También se interrumpió la unidad sindical democrática de los electricistas e, incluso, la propia nacionalización eléctrica.
En 1992, Salinas de Gortari propuso e impuso, con el apoyo negociado de la cúpula en turno del sindicato de electricistas hermano, las reformas regresivas a la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica (LSPEE), que habíamos logrado por la Tendencia Democrática en 1975, y el concepto de servicio público fue desvirtuado.
De acuerdo a esas reformas inconstitucionales se vulneró lo dispuesto por el artículo 27 constitucional. Luego, en 1994, se firmó el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Norteamérica, mismo que MODIFICO a la Constitución al introducir un párrafo 5 que es INEXISTENTE en el texto del artículo 27 constitucional.
Con esas reformas, al 10 de septiembre de 2008, la privatización de la generación eléctrica total a nivel nacional alcanzó el 48.3%, misma que en sus diversas modalidades está en manos de más de 300 transnacionales, sus filiales y prestanombres.
Entre 1999 y 2005, los electricistas del SME encabezaron una gran lucha contra las reformas constitucionales propuestas por Zedillo y Téllez. Las reformas constitucionales fueron impedidas, mediante un dictamen en contra formulado por el senador Manuel Bartlett (PRI). Después, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) emitió un dictamen, que sin ir al fondo del asunto, cuestionó los permisos privados de generación, a los que calificó de inconstitucionales.
En esta lucha, la participación del FTE de México fue sobresaliente, combatiendo la privatización paso a paso, hasta la fecha. Propusimos, incluso, una Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en Materia de Energía Eléctrica y enarbolamos la bandera de la Re-nacionalización energética, como parte de nuestro Programa Obrero.
1
Debate Popular
Con toda oportunidad planteamos la lucha contra la privatización petrolera, iniciada en 1995 con las reformas regresivas a la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en el Ramo del Petróleo (LRRP). Con estas reformas se redefinió a la industria petrolera, en términos del TLC, para fragmentar el proceso de trabajo. La petroquímica fue dividida artificialmente para privatizar a la llamada “secundaria”. Lo mismo se hizo con la distribución, transporte y almacenamiento de gas natural, y la distribución y transporte de gas LP por medio de ductos.
El 17 de abril de 2007, el Senado aprobó reformas y adiciones al artículo 33 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal que le otorgaba facultades privatizadoras a la secretaría de energía (Sener). El 2 de mayo, denunciamos la situación en el mitin que realizamos con motivo del Paro Cívico Nacional y anunciamos que se pretendía, enseguida, la reforma a la Ley Orgánica de Pemex. Luego, señalamos que se preparaba la reforma a 10 leyes secundarias para privatizar los hidrocarburos y demás fuentes de energía.
Siempre estuvimos insistiendo en organizar el movimiento contra los planes energéticos neoliberales. Estuvimos en la que sería la primera movilización, a realizarse en la Fuente de Petróleos, que fue suspendida de último momento. Luego, iniciamos la realización de Foros, siendo el primero de 2008 con los electricistas de Pachuca. Continuamos insistiendo y, el 24 de febrero, estuvimos en el mitin realizado por AMLO en la Torre de Pemex.
El 14 de marzo, realizamos el VIII Foro de Energía, en el cual, analizamos el problema petrolero desde los puntos de vista teórico, político, técnico, económico y jurídico para desplegar las fuerzas en múltiples vertientes.
Al anunciarse la iniciativa de la reforma energética de Calderón, empezamos un recorrido que nos llevó a varias partes del país, proponiendo la realización de un Debate Popular contra la Reforma Energética Neoliberal. Ese debate lo iniciamos en Anenecuilco, Morelos, en la Casa-Museo del Jefe Emiliano Zapata.
Cuando el gobierno presentó al Senado su iniciativa de reforma, realizamos el IX Foro de Energía para desbaratar el discurso y las propuestas privatizadoras. Los Foros se multiplicaron y, durante, la discusión de las iniciativas hasta su aprobación, habíamos participado en más de 80 eventos en diversas partes del país. Puntualmente, realizamos el análisis de las iniciativas del PAN, del PRI y del FAP, demostrando su inconstitucionalidad por ser privatizadoras.
Entre otros lugares de importancia relevante estuvimos en Tijuana, Monterrey, Tampico-Madero, Orizaba, Tlaxcala, Cuernavaca, Anenecuilco, Cuautla, Chilpancingo, Tlapa, Toluca, Pachuca, Tapachula, varias partes del Estado de México (Colorines, Luvianos, Ocoyoacac, Atlapulco, Acazulco, Ecatepec, Netzahualcóyotl, Cuautitlán) y otras partes.
En el Distrito Federal, acudimos a varias facultades de la UNAM (Ingeniería, Filosofía y Letras, Derecho, CCH-Sur, CCH-Vallejo, FES-Aragón), plazas y parques públicos, mercados, iglesias, escuelas y colonias populares, así como otros lugares.
La voz de los de abajo
Durante el recorrido nos encontramos con maestros, estudiantes, universitarios, periodistas, artistas, políticos, comunidades étnicas, marxólogos, iglesias, amas de casa, investigadores, trabajadores, campesinos activos y jubilados, y gente del pueblo, hombres, mujeres y niños. Con todos ellos intercambiamos información y puntos de vista.
El formato de los foros del FTE se desarrolló en dos partes, en la primera, se hicieron exposiciones orales y/o con imágenes; en la segunda, se hicieron preguntas e intervenciones. Esta última parte resultó sobresaliente. En todos los casos, encontramos que el pueblo de México tiene claridad sobre los hidrocarburos y existe disposición a defender el patrimonio energético colectivo. El pueblo, en general, no es especialista en petróleo, ni tiene porqué serlo, pero se produjo un re-
2
encuentro con sus propia industria energética, la misma que fue rescatada para la nación en grandes jornadas de lucha, resultado de la Revolución Mexicana, de la expropiación petrolera y de la nacionalización eléctrica.
Hubo muchas intervenciones sobre distintos aspectos y a varios niveles. Todos los asistentes tenían algo que decir y lo hicieron libremente. En todos los casos se expresó un convencimiento pleno para defender los recursos naturales y en contra de su privatización. Tal vez, esto fue lo más importante que logró el movimiento, tanto el obradorista como el independiente. Las diversas intervenciones del pueblo fueron críticas y de gran fraternidad.
La prensa obrera de combate
Observamos que hacía falta mucha información escrita y que todos estaban interesados en comprenderla. En todos los lugares, se escuchaba con atención e, incluso, se tomaba nota, se grababa o se filmaba.
La participación del FTE siempre estuvo acompañada por nuestra revista energía que fue distribuida por miles, además de publicaciones diarias en la página www.fte-energia.org a través de la sala de prensa del Frente. En Minatitlán y otras secciones petroleras del Golfo de México, los compañeros reprodujeron y distribuyeron miles de boletines.
El papel de la prensa obrera demostró su extraordinario valor. Con alto contenido político, nuestra prensa siempre fue bien recibida. A través de Internet, miles de mexicanos y de allende las fronteras pudieron seguir paso a paso los acontecimientos. En pleno movimiento, realizamos el X Foro de Energía, dedicado a honrar el inicio de la Revolución Mexicana, con el levantamiento magonista en Coahuila y Chihuahua. En ese Foro analizamos la vigencia del magonismo.
En multitud de ocasiones, nos encontramos con brigadistas de la resistencia que, mediante el video, impulsaron acciones informativas. De especial mención son los compañeros de ALMO TV que, con soberaniapopular.blogspot.com, han desarrollado una sobresaliente labor diaria, lo mismo otros blogs en varias partes del país, como Monterrey, Toluca y Acapulco.
La movilización independiente
La organización de los Foros en los cuales participó el FTE estuvo a cargo de las bases, por parte de las organizaciones ya existentes, las brigadas o iniciativas de compañeros (as). Esta experiencia es relevante porque la discusión no se dio solamente en las aulas universitarias sino hasta en las comunidades más alejadas del centro político nacional. En algunos casos, jamás se habían organizado conferencias o foros.
En la capital del país, las brigadas obradoristas realizaron también varios foros invitando a diversos ponentes, incluyendo al FTE y otros.
Nuestros Foros también estuvieron acompañados de acuerdos políticos. En varias partes se organizaron enseguida movilizaciones, como marchas, mítines y festivales culturales. En una de las cunas de la Revolución, de Río Blanco a Orizaba, la Alianza Nacional Transportista organizó una marcha-mitin con amplia participación popular. En otros casos, se produjo un fuerte y exitoso debate, como fue en la UPN de Tlaxcala, a cuyo foro fueron invitados diputados del PAN y del PRD mismos que no supieron dar respuesta, especialmente el primero, a los asistentes. Los Foros fueron organizados con invitación amplia a la población.
En la Montaña Alta, en el contexto de un paro laboral de tres días que incluyó el bloqueo a los bancos del lugar, los maestros de la CNTE organizaron una conferencia en la plaza del pueblo con nuestra participación y la asistencia de maestros de las 17 comunidades de la región.
Otra marcha se realizó en Toluca, donde también hubo conferencia de prensa. El FTE participó en el Coloquio sobre la Obra de Carlos Marx, realizado en Chilpancingo. Allí hablamos de las tareas políticas del movimiento obrero y de la importancia de enarbolar nuevas banderas, como la defensa de los recursos naturales, en el contexto de la lucha de clases.
3
El Consejo de Pueblos de Morelos fue parte de esta movilización y, en El Texcal, se realizó el 2º. Congreso de Pueblos. Con esa experiencia, en Luvianos se acordó organizar el Consejo de Pueblos de Tierra Caliente, cuyo congreso será el 22 de noviembre de 2008, y en Ocoyoacac se constituyó el Consejo Popular de ese lugar.
Los trabajadores de la energía fuimos excluidos del Debate oficial. Sin embargo, petroleros jubilados y activos, provenientes de 13 secciones, organizados en la Coalición Nacional de Petroleros, y en el FTE, realizamos un mitin frente al Senado. Otros petroleros tomaron, durante dos horas, la sede del STPRM en el aniversario de la fundación del sindicato.
Con los petroleros de la sección 1 del STPRM realizamos, en Tampico-Madero, una importante asamblea donde se acordó con aplausos el rechazo a la privatización de Pemex, la refundación democrática del sindicato petrolero y la Ley petrolera del FTE. La lucha por recuperar al STPRM está en la agenda de los petroleros.
La construcción de organización social
Además de la información proporcionada y del análisis colectivo de la misma, así como de las propuestas y alternativas de los mexicanos puestas a consideración en los Foros Populares, el FTE puso el énfasis en la construcción de organización social. Se dijo que a las organizaciones existentes había que fortalecerlas, quienes quisieran afiliarse a alguna debían hacerlo o, bien, construir nuevas organizaciones, debidamente estructuradas, unitarias y coordinadas a nivel nacional.
En casi todas partes, se expresó un desacuerdo con los partidos políticos tradicionales. En otros casos, participaron militantes de partidos a quienes se consideró fraternalmente. La corrosión en las cúpulas no fue impedimento para la participación, si bien, pudo constatarse que había afectación en las bases que, no obstante, estuvo movilizada en defensa de Pemex.
Una de las propuestas ante la invasión de las transnacionales consiste en organizar Consejos Populares en todos los lugares, de manera que, estemos en condiciones de volver a recuperar a la nación y a su territorio, en tierra firme y en el mar.
El licenciado Manuel Bartlett
Esta experiencia la compartimos con otros destacados mexicanos, como el Dr. Jorge Veraza (UAM), Dr. Andrés Barreda (UNAM), Maestro Fabio Barbosa (UNAM), Ingeniero Rafael Decelis (UNAM) y el licenciado Manuel Bartlett (PRI), así como, otros profesores universitarios e investigadores, como el doctor Rubén Mares (IPN) y la paleontóloga Victoria González (IMP)
Durante el recorrido nos encontramos con el licenciado Bartlett, quien realizó un encomiable esfuerzo. Con mucha claridad y disposición de ánimo compartimos información y puntos de vista. Estuvimos en un Foro con la Iglesia Evangélica y, en un extraordinario evento organizado en Tijuana, por dirigentes y exdirigentes estatales del PRI.
Reconocemos la participación del licenciado Bartlett que diariamente recorrió al país promoviendo la defensa del petróleo de México. El malestar contra la reforma energética neoliberal fue patente en todas partes. Desafortunadamente, las bases del PRI carecen de espacios para la acción de la militancia y el descontento no pudo expresarse en movilizaciones. No obstante, en diversos sectores hay inconformidad y disposición para recuperar a la Patria.
La juventud mexicana
En los eventos del FTE hubo participación diversa, incluyendo a mexicanos de la vieja guardia, muchas mujeres y jóvenes. Varios sectores universitarios organizaron actividades en los Colegios de Ciencias y Humanidades y en varias Facultades, a partir de sus propias organizaciones, comités y colectivos, tanto en la UNAM como en la UPN de Tlaxcala. En Acuitlapilco, Tlaxcala, el Comité Ciudadano en Defensa de la Laguna de Acuitlapilco organizó un Encuentro Regional en Defensa
4
del Agua, al que asistieron varias organizaciones, entre otras, Casifop y el Sindicato de Trabajadores del Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guadalajara.
Algunas organizaciones políticas troskistas participaron con mucho entusiasmo, tales como, el Grupo de Acción Revolucionaria (GAR) y la Liga de Trabajadores Socialistas-Contra Corriente (LTS-CC), incluso como ponentes. También participaron algunos compañeros de El Militante.
Otras organizaciones, como Democracia Revolucionaria, la Coordinadora en Defensa del ISSSTE, la UPREZ, el Comité Estudiantil de Filosofía y Letras, el Comité Estudiantil de Derecho, y varias brigadas de la resistencia civil pacífica estuvieron, y siguen, activas.
En cada ocasión, EL FTE expresó a la juventud mexicana que, junto con el conjunto del pueblo mexicano, está llamada a recuperar para la nación el dominio sobre sus recursos naturales y patrimonio energético colectivo.
La solidaridad internacional
El FTE de México, organización obrera afiliada a la Federación Sindical Mundial (FSM), bajo cuyas banderas hemos marchado hace décadas, incluyendo los peores momentos cuando cayó el socialismo en Europa oriental, promovió la solidaridad internacional.
En el FTE estamos los mexicanos con mayor y más amplia trayectoria al lado de la FSM, antes, durante y después del colapso europeo. La FSM está en reconstrucción y el FTE ha contribuido apreciablemente, especialmente a la reorganización de las Uniones Internacionales de Sindicatos (UIS), en los sectores de la energía, y de la minería y la metalurgia.
La FSM, con sede central en Atenas, Grecia, expresó su solidaridad con la lucha del pueblo mexicano en contra de la privatización energética. Otro tanto hizo la sede regional de la FSM en Asia, con sede en Nueva Delhi, India. El compañero Fermín Paz, exsecretario general adjunto de la exUnión Internacional de Sindicatos de la Energía, el Metal, la Química, el Petróleo e Industrias Afines (UIS-TEMQPIA, ahora UISTE) se manifestó solidario con la lucha de los mexicanos, así como, Valentín Pacho, secretario general adjunto de la FSM.
En mayo de 2008, el FTE asistió al Congreso Internacional de Sindicatos de Trabajadores de las Industrias Minera, Metalúrgica y del Metal (UIS-TIMMM), realizado en San Sebastián, País Vasco (Estado español), a cuya reorganización contribuimos.
En ese congreso internacional, el FTE se refirió a la lucha de los mexicanos en defensa de sus recursos energéticos. Los sindicatos asistentes de los diversos continentes se manifestaron en apoyo solidario. De Alemania, Francia, Italia, Grecia, Chipre, Bielorusia, Portugal, País Vasco, Canarias, Galicia, Valladolid, Aragón, India, Nigeria, Sudán, Perú, Brasil, Argentina, Uruguay, Colombia, Cuba, República Dominicana y otras partes, recibimos la solidaridad combativa.
El FTE, afiliado también a la UIS del Metal, agradece y reconoce a los trabajadores minero-metalúrgicos del mundo su solidaridad con los trabajadores y pueblo de México.
La práctica política del FTE
En este período de lucha, el FTE se manifestó unitario, solidario e incluyente; en todas partes fuimos muy bien recibidos. Participamos de las acciones de la resistencia civil pacífica compartiendo los espacios con las brigadas de la resistencia. En el proceso, fortalecimos las relaciones con otras organizaciones, especialmente con el Frente de Trabajadores del Instituto Mexicano del Petróleo (FT-IMP) y con la Coordinadora de Trabajadores en Defensa del Agua (CTA). El químico Arturo Rivera (IMP), el sociólogo Angel Martínez (Conagua) y el ingeniero Eduardo Hernández (Conagua) fueron activos participantes.
Al lado del doctor David Bahen (FTE), trabajadores petroleros (de PEMEX e IMP) como Aarón Hernández, Carlos Alaniz y Rubén Alba, electricistas de Luz y Fuerza, entre otros, el ingeniero Javier Sainz, el ingeniero Sergio González, Jorge López Islas, Hipólito Mejía y Roberto Gutiérrez, tuvieron una destacada participación, así como, Federico Montes del ININ.
5
De muchos mexicanos destacados tuvimos estimables atenciones. Es el caso de la maestra Malena Padilla y del doctor Esteban Bárcenas de Monterrey, el ingeniero César Moreno, el doctor Salvador Suárez y la licenciada Iris Juárez de Tijuana, la poeta Luz del Alba, el periodista Héctor Peñaloza, el doctor Fermín Carreño, la licenciada Laura Elizabeth Hernández, la doctora Carmen Muñoz, el licenciado Félix Santana y la doctora Lupita de Toluca, el licenciado Daniel Ramírez de Valle de Bravo, Sebastián Aguilar de Luvianos, Saúl Roque de Xoxocotla, Mónica Rodríguez de Jiutepec, David Estévez y Martina López de Orizaba, Norma Monroy y Joaquín Hernández Galicia de la Coordinación Nacional de Trabajadores Petroleros, el maestro Taurino González y Juan Basurto de Tlapa, el arquitecto Martín Monroy, el licenciado Martín Sierra, el licenciado José Mata, Gregorio Cuevas, Eugenia Díaz y Adriana Díaz de Ocoyoacac, el licenciado Eugenio Barrera de Nuevo Pacto Social, Jesús Palma y Claudia Maldonado de Soberanía Popular, y muchos otros amigos (as) y compañeros (as).
En los Foros del FTE nos acompañó el canto de Bárbara Oaxaca (SME). A todos (as) los mexicanos (as) en lucha, el FTE de México les expresa su reconocimiento y valora sus desinteresadas aportaciones por un México mejor, solidario e independiente.
¿Qué sigue?
Lejos de haber concluido la lucha debemos intensificarla. Tenemos por delante grandes retos, desafíos y sueños. Tenemos que hacer todo lo necesario para hacerlos realidad con éxito. El presente es un proceso cultural que marcará a las siguientes generaciones. Defender los recursos naturales de la nación es una de las grandes causas del pueblo de México.
En esta lucha todos hemos aprendido, hemos crecido y todos somos necesarios. El pueblo de México está en pie de lucha y, en diversas formas, se ha manifestado en defensa de la nación y sus intereses de clase. Nuestra primera tarea consiste en extender y consolidar el movimiento de los mexicanos en defensa de la soberanía e independencia de México.
Extender el movimiento significa arraigarlo en todo el territorio nacional para concitar la participación de millones de mexicanos (as). Consolidar al movimiento significa organizarlo, en todas partes y a todos los niveles.
La unidad que necesitamos debe ser, necesariamente, programática. Enarbolar un programa propio es una de las grandes tareas políticas de nuestra época. Se trata de un programa de transición para recuperar los derechos sociales, económicos y políticos de la nación viviente. Desde abajo del movimiento, con la participación de jóvenes y mayores, surgirán los nuevos liderazgos que forjen una dirección política consecuente.
Junto con el programa, la construcción de la organización social, la formación política y cultural, y la dirección política, es pertinente la práctica de la solidaridad, entre nosotros mismos, a escala local, nacional e internacional. En cada lugar, debemos tomar iniciativas para que nuestro movimiento adquiera dinámica propia. Se trata de un quehacer colectivo y desde abajo. Con firmes convicciones políticas, armados de una enorme paciencia, nos levantaremos en todos los pueblos y ciudades, y volveremos a re-nacionalizar a México.
La experiencia ha sido extraordinaria y tendrá su continuidad en nuevas batallas. Renovaremos el fuego nuevo de los mexicanos en las condiciones contemporáneas. El mundo es de los que luchan y el movimiento independiente tiene un gran valor que debemos apreciar. Junto con otros mexicanos (as) y pueblos del mundo, debidamente organizados y concientes, volveremos a recuperar para la nación mexicana el dominio sobre todos sus recursos naturales y patrimonio colectivo. ¡Unidos Venceremos!
Frente de Trabajadores de la Energía,
de México


energia@fte-energia.org
www.fte-energia.org

Entradas populares