HOY Sangriento enfrenteamiento en Chinkultic,Chiapas, cuatro muertos

04 Octubre 2008

Hasta que la sangre no llega al río.

Desde principios de septiembre, el acceso Parque Nacional Lagos de Montebello y el sitio arqueológico de Chinkultic permanecían en poder de grupos de campesinos, al parecer afines al PRI. Argumentaron haberse adelantado a grupos afines al EZLN, que han impuesto retenes de cobro de peaje en el Parque Nacional Agua Azul y otros sitios con cierto atractivo turístico.Otra cosa es el ingreso al sitio arqueológico de Bonampak, donde la Comunidad Lacandona cobra el ingreso desde hace cuando menos 12 años: 60 pesos por persona. Los lacandones –se entiende que avalados por el Estado- instalaron un centro de recepción al turista unos kilómetros antes del sitio arqueológico de Bonampak, donde los turistas son obligados a dejar su transporte privado, colectivo o de alquiler, y abordar un transporte de ellos, con lo que justifican el cobro.

El negocio es redondo, tal y como sucede con las concesiones de las carreteras de cuota: el Estado mexicano pone todo y la iniciativa privada llega a recoger la paga en canasto.Los pobres campesinos, en su mayoría indígenas analfabetas, pensaron que si las transnacionales afines al secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, podían agenciarse las mejores vías rápidas de Chiapas, pos ellos cuantísimo más.

Así que un día decidieron ponerse a cobrar.Hasta que el gobierno federal interpuso demanda ante la Procuraduría General de la República (PGR) por los delitos de despojo, daños materiales y afectación al erario público, contra habitantes de tres comunidades que mantienen tomado el Parque Nacional Lagos de Montebello y el acceso al sitio arqueológico de Chincultic, ambos en el municipio de La Trinitaria.
Y que se arma la zacapela: Unos 250 agentes de la Policía Federal (PF), de la Agencia Federal de Investigación (AFI), la Policía Ministerial y la Policía Estatal Preventiva (PEP), en vehículos, a caballo y a pie, ingresaron a la comunidad.

Cientos de hombres y mujeres establecieron barricadas en las calles y la carretera federal para repelerlos.En menos de 30 minutos, los uniformados liberaron la caseta, los viveros y el área de investigación del Parque Nacional Lagunas de Montebello; poco después se dirigieron al sitio arqueológico de Chinkultic para proceder con la respectiva orden de desalojo.

Ante la presencia de las fuerzas del orden, los campesinos huyeron hacia el poblado.
El saldo: Tres policías y un agente del Ministerio Público muertos, y al menos 30 heridos graves fue el saldo de varios enfrentamientos a tiros, machetazos y pedradas entre habitantes de la comunidad Miguel Hidalgo y agentes de la Policía Estatal Preventiva (PEP) y Policía Ministerial.

La noticia de por sí era de interés nacional e internacional: “Parques nacionales y sitios arqueológicos en poder de campesinos en Chiapas, México, donde en 1994 un grupo armado, mayoritariamente indígena, dijo “¡Ya basta!” al Gobierno y Ejército mexicanos”.

Pero como los periodistas de Chiapas solo aplanan calles en Tuxtla Gutiérrez, y el único que recorre sus montañas y selvas solo reporta lo que tiene etiqueta “EZLN”, pos ahí está que nadie sabía nada.

Funcionarios del gobierno federal aseguraron que la medida fue adoptada debido a que los campesinos mantienen tomado el parque de 56 lagos y más de seis mil hectáreas, desde principios de septiembre.

Quienes se posesionaron de la caseta de cobro del Parque Nacional Lagos de Montebello eran habitantes de Santa Rita, Ojo de Agua, Nuevo Porvenir, Venustiano Carranza, Antela, San Nicolás, Tierra Blanca y Nueva Rosita.

Siguiendo su ejemplo, el 10 de septiembre, ejidatarios del poblado Miguel Hidalgo se apoderaron de la administración de la zona arqueológica Chincultik porque consideran que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) no le ha dado mantenimiento adecuado y usufructúa excesivamente el sitio sin que ello genere beneficios para las comunidades de la zona.

Los campesinos planeaban administrar ambos lugares en forma comunitaria y los mantenían abiertos al público.

En respuesta, autoridades del INAH y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, demandaron penalmente a los campesinos, por el delito de despojo.

La demanda fue interpuesta en contra de los habitantes de las comunidades Antelá, Nueva Rosita y Nuevo Hidalgo, quienes mantenían en su poder el Parque Nacional Lagos de Montebello.
Hubo espacio para el diálogo.
La demanda sobrevino luego de un impasse en la negociación, lo que impedía una solución a corto plazo.Sobrevino el enfrentamiento. Y la noticia tanto tiempo acallada, salió a la luz pública.

“Campesinos y policías de Chiapas se enfrentaron a golpes, pedradas y machetazos en disputa por la administración de un sitio arqueológico maya. Hasta las diez de la noche del viernes 3 de octubre del 2008 se habían reportado tres policías y un agente del Ministerio Público muertos, y al menos 30 heridos graves, entre ellos nueve oficiales y 12 campesinos.
Entonces suena la alarma, no antes.

Un centenar de policías trató de desalojar a campesinos de la comunidad Miguel Hidalgo que se posesionaron de las ruinas de Chinkultic, a 10 minutos de la ciudad de Comitán, desde principios de septiembre pasado pero fueron recibidos violentamente con piedras, palos y armas de fuego.
Los campesinos desarmaron y retuvieron a varias decenas de policías que fueron trasladados a golpes y empellones a la casa ejidal de la comunidad ubicada junto al centro arqueológico en donde los habrían seguido golpeando.


Para evitar que fueran rescatados, los ejidatarios bloquearon los caminos de acceso a la comunidad con piedras y palos y causaron destrozos a las patrullas ponchándoles las llantas y rompiendo los cristales.

Cuerpos de auxilio trasladaron al hospital regional de Comitán a 12 campesinos y nueve policías seriamente lesionados.
Anoche continuaba en poder de los campesinos una veintena de policías de quienes se desconoce su estado de salud.

La tensión continúa en la zona del parque nacional Lagunas de Montebello, en donde el Instituto Nacional de Antropología e Historia y lugareños de varias comunidades sostienen una discusión respecto a la administración de la zona turística y el destino de los ingresos económicos que generan los visitantes en estas bellezas naturales.
Luego, solo luego, el MJE de Chiapas inicia la investigación sobre caso de Chinkultic.
Pero la sangre ya llegó al río, y se pudo evitar: falto operación política y determinación.
Los hechos derivaron en lo que derivaron por la denuncia interpuesta por el IHNA ante la PGR para desalojar al grupo de campesinos apoderados de la caseta de cobro del sitio arqueológico de Chinkultic, auspiciados presumiblemente por el regidor priista de La Trinitaria, Mario Aguilar Guillén.

Según el reporte oficial “los pobladores, algunos presumiblemente bajos los efectos del alcohol, que ilegalmente habían mantenido tomadas las oficinas y la caseta de cobro del Parque Nacional Lagunas de Montebello y las ruinas Chinkultic, retuvieron a un agrupamiento de la PEP, así como a un elemento de la Policía Ministerial, a quienes después de quitarles sus armas, los amordazaron y bañaron con gasolina, con la amenaza de atentar contra sus vidas.
-En el lugar del incidente, por medio de perifoneo, se incitaba a los pobladores a enfrentarse contra los cuerpos policíacos y a que se quemaran a los policías detenidos.
-Los elementos policíacos tuvieron que entrar al lugar para rescatarlos.
-Derivado de ello, una turba de esa comunidad intentó impedir el acceso de los uniformados, haciendo uso de toda clase de objetos, desde armas de fuego propias y de las que despojaron a la policía (60 armas largas y 15 cortas), así como machetes y piedras.

-Tomando en cuenta que hubieron 22 lesionados, de los cuales 16 son policías –tres de ellas mujeres, que fueron gaseadas-, así como un presunto desaparecido, el Ministro de Justicia, Amador Rodríguez Lozano, giró orden de presentación a todos los elementos policíacos que participaron en el operativo.

-Por lo que 90 ministerios públicos y 30 peritos, desde la noche de este viernes, toman declaración a todo el personal de los cuerpos policiacos que intervinieron en dicho operativo y realizan las indagatorias correspondientes.

-Desde las nueve de la noche han iniciado los análisis de química –prueba de radisonato de sodio (prueba para detectar residuos de pólvora en las manos) y Walker (en la ropa), toxicológica, balística, certificación médica y desahogo de testimoniales a todos los elementos que participaron en ese operativo.

-Se aplicará la ley a cualquier civil o personal de los cuerpos policíacos que tengan responsabilidad en estos lamentables hechos.

La tensión continúa en la zona del parque nacional Lagunas de Montebello, en donde el Instituto Nacional de Antropología e Historia y lugareños de varias comunidades sostienen una discusión respecto a la administración de la zona turística y el destino de los ingresos económicos que generan los visitantes en estas bellezas naturales.
LINEA SUR

Entradas populares